Habitación doble con vistas al Nilo. MAPA TOURS.

Habitación doble con vistas al Nilo. MAPA TOURS.

FLUVIAL

Déjate seducir por el Nilo

Publicado por: CARMEN DE ÁGUEDA 13 de febrero de 2013

Sus aguas son consideradas la cuna de la civilización. El Nilo hizo posible el florecimiento de la cultura egipcia y es el Nilo también el mejor vehículo para disfrutar de algunos de los monumentos más hermosos e impresionantes construidos por la humanidad.

Hay muchas formas de acercarse a Egipto y su patrimonio monumental, pero quizá una de las más evocadoras es hacerlo en barco a través de su río. El Valle de los reyes, la Esfinge, y los templos de Luxor y Karnak están a merced del viajero que se verá transportado a la época del florecimiento de la civilización egipcia.

Comenzamos nuestro recorrido en Luxor. Capital del Antiguo Egipto, en la actualidad, esta región es considerada un auténtico museo al aire libre con piezas tan reconocidas como la tumba de Tutankamón en el Valle de los Reyes y los espectaculares templos de Karnak y Luxor.

En la travesía por el Nilo se pueden hacer paradas en lugares como el templo de Karnak, el más grande de todo Egipto

Un imponente obelisco de más de 25 metros de altura y las estatuas de Ramsés II y Naos dan la bienvenida al templo de Luxor, dedicado al dios Amón-Ra. La visita sirve como aperitivo hasta llegar al templo de Karnak, un conjunto en el que se conservan más de 18.000 estatuas.

El río divide Luxor en dos, dos orillas que en el Antiguo Egipto eran símbolo de la vida y la muerte. La oriental, que ha crecido hasta convertirse en una ciudad moderna, alberga algunos de los hoteles y spas más lujosos del país; la occidental es conocida por sus necrópolis, el Valle de los Reyes, el Valle de las Reinas (con la tumba de Nefertari, la esposa favorita de Ramsés II, como mayor atracción) o el templo de Medinet Habu (donde reposan los restos de Ramsés III), que son algunas de las visitas imprescindibles.

La siguiente parada del crucero se realiza en Edfu, concretamente en el templo de Horus, el segundo más grande de Egipto, solo superado por Karnak. Los jeroglíficos que se conservan han permitido conocer no sólo cómo era el culto a Horus, también que el templo se habría construido en el lugar donde se libró la gran batalla entre Horus y Seth (Horus era sobrino de Seth y luchaba para recuperar el trono de su padre, Osiris).

Más allá se encuentra el templo de Kom Ombo, una edificación que sorprende por la simetría que guarda la construcción, en homenaje a la relación entre Sobek y Horus el Viejo, dioses a los que está dedicado el templo.

Última parada: Asuán

El crucero concluye su recorrido en la ciudad de Asuán, en la frontera sur de Egipto. Una faluca (barco de vela) ofrece a los turistas un agradable recorrido alrededor de la isla Elefantina, donde se encuentra el antiguo Nilómetro, que tradicionalmente se usaba para medir la crecida del río.

El templo de Isis en la isla de Philae o los impresionantes templos de Ramsés II y Nefertaria en Abu Simbel pueden completar la visita a Asuán.

La visita de unos días a El Cairo completa la experiencia egipcia con la posibilidad de conocer el día a día de sus habitantes y de comprobar el vibrante y agitado presente de la cuna de la civilización.

 La vida a bordo

¿Cómo es la vida a bordo de una de las 300 motonaves que surcan el Nilo? Para comprobarlo, Juan Luis López, uno de los responsables de la agencia de viajes Mapa Tours, nos ha hecho un recorrido por el Nile Premium, el barco de esta agencia, que recorre el Nilo dos veces en semana con un total de 62 cabinas exteriores.

Construida en 2008, "con todas las especificaciones de seguridad que requiere la ley", el interior de la motonave está decorado como si de un hotel europeo se tratara, aunque con algunas peculiaridades como suelos de tarima en lugar de moqueta y habitaciones algo mayores a las habituales en este tipo de barcos.

Buffets con comida internacional a la hora del desayuno, el almuerzo y la cena, tiendas, gimnasio, sala de lectura y servicio de masajes son algunos de los equipamientos que hacen más llevaderos los tiempos de viaje.

Para aquellos que aún tengan energía tras la cena después de una larga jornada de exploración por el Antiguo Egipto, la tripulación de la nave programa dos fiestas durante el recorrido: la fiesta de la chilaba, en la que todos los invitados van vestidos con este tipo de túnicas, y la fiesta tunecina al llegar a Asuán donde la música y el baile son los protagonistas y ponen el broche festivo a la experiencia de haber surcado las aguas del Nilo.

Secciones : El mundo Turismo
Corus Consulting

15 años de experiencia en tecnologías de alto valor añadido. Presencia internacional en España, México, USA, Colombia, Perú, Chile y Filipinas.