Jesús Villar, secretario general de FEAGRA-CCOO.

Jesús Villar, secretario general de FEAGRA-CCOO.

Laboral

Principales referencias históricas del sindicalismo de CCOO en el sector agrario

Publicado por: agro 17 de junio de 2015

Jesús Villar, secretario general de FEAGRA-CCOO, repasa la historia del sindicalismo, concretamente de su organización, en los últimos 25 años y su influencia en el empleo y la formación.

El desarrollo del sector agrario y su actual marco de relaciones laborales ha estado muy influenciado por la intervención del sindicalismo de clase que representa CCOO. En este periodo el papel de CCOO ha sido determinante para la articulación organizativa en defensa de los intereses económicos, sociales y políticos de miles de trabajadores/as agrarios de nuestro país y también en la defensa de los intereses de los trabajadores inmigrantes que buscan una mejor vida en España.

El desarrollo del sector agrario ha estado muy influenciado por la intervención del sindicalismo de clase

Si nos remontamos 25 años destacamos los hechos más reseñables del trabajo sindical en el sector agrario:

En primer lugar una fase de agitación sindical cuyo objetivo final fue la articulación de la negociación colectiva en el campo cuyos primeros referentes a tener presentes fueron la negociación y firma de los convenios colectivos del campo en las provincias con más presencia de trabajadores eventuales agrarios entre lss que cabría destacar, Sevilla, Cádiz, Murcia, Valencia, Badajoz, Albacete, Toledo etc…

Consolidamos los primeros dispositivos institucionales organizados con participación de los sindicatos para atender los flujos laborales a la emigración temporera (vendimia, manzana y pera Francia y Bélgica y otros países).

Desempleo y formación profesional

En el primer lustro de los años 80, el gran reto de CCOO se centró en exigir recursos públicos para paliar el nivel de desempleo en las zonas rurales de las regiones más agrarias. Así se fue consolidando una forma más estable de inversión de fondos públicos que permitían contratar trabajadores eventuales agrarios en varias regiones, lo que se denominó el empleo comunitario.

El empleo comunitario se mejoró en el llamado PER (Plan de Empleo Rural) 1984, que permitió estabilizar la población agraria en el medio rural y mejorar las infraestructuras sociales de múltiples municipios y se limitó el clientelismo político existente en las contrataciones. Se estableció la formación profesional para desempleados agrarios (Casas de Oficios, Escuelas Taller).

Un agricultor trabaja en su finca de olivos
Un agricultor trabaja en su finca de olivos. Foto: EFE ARCHIVO/ Beldad

Se firmaron los acuerdos colectivos de Formación Para el Empleo y Prevención de Riesgos Laborales con las patronales Agrarias, que favorecieron acciones de interés colectivo en esos ámbitos.

En la segunda legislatura del PSOE se produjo el reconocimiento institucional de la federación del campo de CCOO ante el Ministerio de Agricultura lo que permitió incidir en las políticas agrarias y forestales y realizar formación profesional utilizando los instrumentos de este Ministerio.

El PER denostado por la derecha, por la vía del acuerdo gobierno-sindicatos, gobernando el PP, se convirtió en el AEPSA (1996) introduciendo la participación sindical para discutir criterios de distribución de los fondos públicos para combatir el paro agrario.

La derogación de la Ordenanza del campo, propició la primera negociación de un Acuerdo del campo de ámbito estatal

Se alcanzaron los primeros acuerdos en materia de regulación de las relaciones laborales en el sector forestal en los trabajadores dependientes del extinguido ICONA. La derogación de la Ordenanza del campo, propició la primera negociación de un Acuerdo del campo de ámbito estatal que no culminó por la actitud de la patronal. No obstante y tras la constancia de FEAGRA-CCOO a lo largo de estos años últimos años estamos en fase de constitución de la mesa de negociación del I Convenio Agropecuario de ámbito Estatal.

Nuestra incorporación a las organizaciones sindicales internacionales en Europa y a nivel mundial, en los albores de nuestra incorporación a la CE nos permitió una visión más global de la agricultura, de la PAC, y del

Sindicalismo a nivel internacional

Esta visión se amplió con la fusión de las estructuras sindicales del sector agrario y alimentario (2.000) lo que nos brindó la oportunidad de una visión integral del sistema agroalimentario

Desde el inicio el gran un reto cumplido fruto de la tenacidad, el esfuerzo ha sido la incorporación del REASS al Régimen General de la Seguridad Social, hecho materializado en el año 2012 pero con desarrollos reglamentarios pendientes de cumplir por el Gobierno.

Hemos avanzado, FEAGRA-CCOO somos el primer sindicato del sector agrario de España, lo que nos traslada más responsabilidad y liderazgo para reforzar la protección social a los trabajadores agrarios (Prestaciones Asistenciales, Seguros Agrarios), Participación Institucional y favorecer el empleo estable (fijo-discontinuo), y seguir combatiendo el fraude y la explotación laboral.