Una mamá con un bebé en un spa. Foto: Castilla Termal.

Una mamá con un bebé en un spa. Foto: Castilla Termal.

TENDENCIAS

Niños, esos grandes compañeros de spa

Publicado por: Corus Consulting 15 de mayo de 2013

Viajar con niños no tiene por qué estar reñido con la tranquilidad y el descanso. Para que toda la familia pueda disfrutar de una estancia de calma de un spa, algunos establecimientos ya ofrecen servicios especialmente pensados para los más pequeños.

Tratamientos con chocolate, masajes padres-hijos, servicios de manicura y pedicura para las más presumidas y circuitos hídricos son algunos de los programas que se han diseñado para ellos.

Por ejemplo, en los hoteles del Grupo Castilla Termal  se combina la historia y la belleza del enclave con la oferta de relax para toda la familia. Al servicio de ludoteca, para que los niños disfruten mientras los papás se relajan, se unen las experiencias especialmente pensadas para ellos.

En el agua, se puede optar por el servicio Balnea Infantil, indicado para bebés desde los tres meses. Para los más mayorcitos, los que tienen entre 3 y 12 años, se ha dispuesto un programa con acompañamiento de un monitor. Además, se puede compartir un masaje padre-hijo, en la que el progenitor recibe un masaje en en una parte concreta del cuerpo y el niño uno "equilibrante".

Masajes y sesiones de shiatsu diseñadas para los más pequeños

También pueden recibir su "primer masaje", de 15 a 25 minutos, o practicar Shiatsu infantil. Esta técnica milenaria japonesa elimina tensiones y bloqueos musculares activando el flujo de energía. Se realizan presiones firmes y agradables con dedos y palmas de las manos sobre puntos de acupuntura y meridianos energéticos recorriendo todo el cuerpo.

Según los responsables del hotel, los masajes en familia y el paquete de relax infantil, que incluye baño burbuja y masaje, son dos de los servicios más demandados. El perfil, familias que quieren disfrutar de su ocio con sus hijos.

El grupo Sasoibide es otro de los que han apostado por incluir tratamientos y servicios especiales para los menores. Una de las responsables de los mismos, Cristina Salazar, señala que los más demandados son los tratamientos con chocolate y, para los bebés, masajes base que les ayudan con pequeños problemillas como la acumulación de gases.

Salazar cree que estos servicios son una buena opción porque de esta manera atraen a sus hoteles a familias completas que antes no podían disfrutar del tratamiento por tener que estar con sus hijos.

Juegos acuáticos

En el Spa Hotel Ciudad de Teruel, los niños cuentan con un espacio muy especial; se trata del Dinospa. Es una zona lúdica con agua entre 24 y 28 grados, en la que los pequeños de la casa pueden deslizarse por un tobogán, jugar con bolas y objetos acuáticos y, cómo no, con la compañía de los dinosaurios. Durante todo el tiempo, los niños, mayores de cinco años, están acompañados por un monitor, una buena opción mientras los padres reducen su estrés en el spa de mayores.

Y para todas las "ratitas presumidas"  Princelandia ofrece todo un servicio de belleza adaptado a su edad. María Bravo, que trabaja para este centro en el municipio de Las Rozas (Madrid), nos cuenta que han tenido clientas desde tres años, que vienen con sus amigas o hermanas para celebrar un cumple o simplemente para ponerse guapas.

Manicura, pedicura, masajes y maquillaje de fantasía para las más presumidas

Durante su estancia en el centro, se les hace la manicura, la pedicura, un masaje de cosquillitas y  se les maquilla, "con elementos de fantasía, porque son unas niñas y queremos que sigan siéndolo". Una vez terminado su tratamiento, ya están preparadas para jugar a ser una top-model y desfilar por la pasarela.

Secciones : Hoteles Turismo
Temas :
Corus Consulting

15 años de experiencia en tecnologías de alto valor añadido. Presencia internacional en España, México, USA, Colombia, Perú, Chile y Filipinas.