Hocico de una oveja con lesiones provocadas por viruela ovina y caprina. Efeagro/PIADC vía MAPA

SANIDAD ANIMAL

Unas fotos fueron claves en el diagnóstico precoz de la viruela ovina en España

Publicado por: EFEAGRO/Juan Javier Ríos 30 de octubre de 2022

Tras la confirmación definitiva de los positivos por PCR, se puso en conocimiento del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para activar el protocolo de actuación

Unas fotos se han convertido en un documento clave para el diagnóstico precoz de los focos de viruela ovina y caprina que se detectaron en la provincia de Granada y Cuenca en la segunda quincena de septiembre, una enfermedad no transmisible a humanos que no aparecía en la cabaña española desde 1968.
La profesora titular de la facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza y presidenta del colegio europeo de pequeños rumiantes (Ecsrhm), Delia Lacasta, ha explicado a Efeagro cómo se detectaron estos focos de viruela ovina y caprina a partir de unas fotos que les enviaron en agosto de unos corderos que presentaban una lesiones vesiculares.

La "voz de alarma" les "saltó" a estos expertos cuando se dieron cuenta de que esas lesiones eran "muy parecidas" a las que vieron mientras estaban escribiendo un libro sobre sanidad animal con un experto iraní.
Este iraní les había enviado fotos con animales aquejados de viruela ovina y caprina, endémica en su país, para ilustrar el capítulo del libro que se dedica a esta patología.
Lacasta admite que esta coincidencia les facilitó el diagnóstico de los casos en España al ser una enfermedad con la que "no cuentas para nada" porque en España se erradicó "hace mucho tiempo".

Piel de una oveja con lesiones provocadas por viruela ovina y caprina. Efeagro/PIADC vía MAPA

Tras la confirmación definitiva de los positivos por PCR, se puso en conocimiento del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para activar el protocolo de actuación que incluye el sacrificio de los animales, la eliminación de los cadáveres, la desinfección de la explotación y el establecimiento de una zona de protección de 3 kilómetros y una de vigilancia de 10 kilómetros, entre otras.
Lacasta reconoce que el riesgo de entrada existía porque ya se había detectado algún foco en Grecia y en Bulgaria además de ser endémica en el norte de África.

En cuanto a la vía de introducción al país, el virus resiste bien a temperatura ambiente por lo que puede transportarse en ropa u otro material.
En todo caso, la información que les llega de este brote es "alentadora" porque se hizo un diagnóstico "temprano", además de que los focos están relacionados entre sí y "bastante localizados".
La viruela ovina y caprina destaca por ser "muy contagiosa" a través de aerosoles y contacto directo entre animales pero, al menos en el caso del brote español, no está siendo especialmente virulenta ni en morbilidad, ni en mortalidad.

Piel y escroto en ganado ovino que presenta lesiones provocadas por viruela ovina y caprina. Efeagro/PIADC vía MAPA

Esto ha sorprendido a los expertos, porque el ganado español "no tiene anticuerpos ni inmunidad" frente a este patógeno.
Unas noticias, en su conjunto, "halagüeñas" y que dan esperanza de cara a atajar el brote.
En todo caso, Lacasta insiste en la importancia de un diagnóstico temprano mediante veterinarios que, "a pie de campo, reconozcan rápidamente estas enfermedades" y también de las medidas de bioseguridad en las granjas para minimizar los riesgos de entrada de estos patógenos.

Secciones : EFEAgro
Temas :