Mercado Central de Valencia en los días previos a la Navidad de 2014. EFE/Kai Försterling

Imagen de archivo de compras navideñas en el Mercado Central de Valencia . Efeagro/Kai Försterling

La prolongada campaña navideña y su riesgo de "fatiga" con los precios al alza

Publicado por: agro 27 de noviembre de 2022

Los productos de la cesta navideña también están subiendo de precio, aunque menos que la compra habitual, según los datos de las consultoras especializadas en consumo sobre una campaña que, al extenderse casi dos meses en los lineales, puede provocar "fatiga" a los compradores.

En la semana en la que se ha celebrado el Black Friday, una "fiesta" de la promoción y el consumismo en comercios de todo tipo, el experto en Neuromarketing, Luis Cerdá, asegura a Efeagro que la pandemia nos ha cambiado el "chip" y el consumidor ha entendido que "hay que vivir" (y consumir), pero no a cualquier precio.

Las Navidades son fiestas muy emocionales, recuerda, y en la compra "puede más el corazón que el cerebro", por lo que anima al consumidor a convertirse en un comprador "más racional o inteligente" para evitar compras y gastos superfluos, explica el director del Máster en Neuromarketing de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) .

Las pagas extra o las ocasiones para permitirse "un capricho" se conjugan en este tiempo en el que "no está de más dejar actuar a la parte más racional del cerebro", especialmente en un contexto de inflación "que ha llegado para quedarse".

En alimentación en particular hay productos navideños desde hace semanas en los lineales un "bombardeo emocional" que, advierte, puede llegar a "hastiar" al consumidor por su exposición demasiado prolongada a estos estímulos.

Y es que, apunta, el cerebro humano funciona ante ellos de manera "muy particular" a la hora de comprar, porque acepta "que le tienten con ofertas, pero no demasiado; recibir promociones, pero que no sean invasivas; contar con información para una compra consciente, pero que la decisión sea propia".

En esta línea, apunta, los responsables de los retailers tiene que "controlar mucho el proceso", pues alargarlos mucho puede producir cierto impacto negativo.

Los precios de la cesta navideña

Los datos que maneja la consultora Nielsen IQ cifra en un 5,9 % el incremento de precios de los productos que se asocian más directamente a estas fechas entre los que se encuentran los dulces, los ahumados o los vinos.
Es un dato relevante, pero mucho menos que el 11,9 % que marcaba la cesta de la compra habitual en el mismo periodo analizado por Nielsen o que el 15,4 % que ha marcado el Instituto Nacional de Estadística (INE) para la cesta media en octubre.
La consultora observa cambios importantes por productos ya que, por ejemplo, mientras los dulces se han encarecido un 8,9 %, los vinos han repuntado un 3 %.
Entre los productos navideños más inflacionistas se encuentran las frutas en almíbar, que han subido un 16,2 %, las conservas de carnes y patés un 14,7 % y los ahumados un 10,3 %.

Un cliente compra vino en un supermercado. Efeagro/EPA/Etienne Laurent

Para el experto de la consultora, Ignacio Biedma, explica esta diferencia porque algunas de las categorías que más han inflado el precio medio de la compra, como leche o los aceites, no computan en la "cesta navideña".
Ante el escenario de inflación prevé una "contención" en el volumen de compra, pero sin llegar a decrecimientos importantes en el negocio final del gran consumo.
Reconoce, no obstante, que es difícil saber cómo va a evolucionar el comportamiento del consumidor en esta recta final del año y en estas navidades de la inflación y del "Carpe Diem" en la que el aumento de precios de los frescos puede llevar a su traslación a más productos envasados con un precio más estable, por ahora. EFEAGRO