Imagen de un escabeche de verduras. Efeagro/ Cedida por Wetaca

COMIDA A DOMICILIO

El bar "de siempre" y otros "olvidados" buscan hueco en la comida a domicilio

Publicado por: EFEAGRO/ Celia Arcos 10 de julio de 2022

La comida del bar de "toda la vida", el menú del día o un plato "de cuchara"; estos tipos de recetas y propuestas gastronómicas que no aparecen habitualmente en las aplicaciones de reparto a domicilio están ganando, poco a poco, su espacio en este modo de consumo que mueve mil millones al año.

Así lo explica en declaraciones a Efeagro el responsable de la aplicación Caseroo, Kiko Requena, una idea que nació durante la pandemia del covid-19 y con la que ha conseguido trabajar con hasta 90 restaurantes de Madrid.

Esta aplicaciones y otras como Wetaca, se postulan en el mercado del envío de comida a domicilio como una alternativa que no se basa en el "impulso" sino en la "planificación".

Solo durante el ejercicio del pasado año, el mercado del reparto de comida a los hogares alcanzó los 1.080 millones de euros, tras aumentar un 16,8 %, según datos del Observatorio Sectorial de la consultora DBK Informa.

La estructura del sector, de acuerdo a los datos de este informe, se caracteriza por la alta concentración de las ventas en las cadenas de mayor tamaño, hasta el punto de que las cinco primeras reúnen cerca del 73 % del valor del mercado, un porcentaje que superó el 80 % en el caso de las diez primeras.

Precisamente sobre ese factor es el que trabaja la empresa de Requena, que trata de ofrecer a través de su aplicación un espacio a los "bares de toda la vida, con mantel de papel".

El algoritmo y la comida

Requena explica que uno de los problemas con los que se encuentran estos establecimientos es la denominada 'Ley de Pareto'.

Esta ley, según indica, hace que las aplicaciones de envío de comida a domicilio ofrezcan "nada más entrar" el producto de aquellas empresas con mayor volumen de negocio.

Por lo tanto, "el bar de toda la vida" termina en los últimos puestos de la aplicación.

Un hecho que provoca, además de una disminución de las ventas, un incremento en las comisiones que las empresas de reparto luego piden a este tipo de bares.

"Si bien el restaurante de toda la vida puede estar en estas plataformas, pero al final se hunden en ellas" explica a la vez que recalca que "terminan siendo los grandes olvidados".

Necesidad frente a impulso

La aplicación de Requena es una herramienta que "ofrece una respuesta a una necesidad".

En apenas los nueve meses de vida que tiene la aplicación, ya que no comenzó a comercializar hasta septiembre del año pasado, han generado más de 3.000 clientes (solo en Madrid) con más de 5.000 pedidos.

De ellos, la mayoría son, según explica, personas de a partir de 40 años o más mayores que, por motivos familiares y/o laborales, acuden a Caseroo.

"La aplicación ofrece una necesidad que no se cubre con comida rápida", defiende Requena.

En la misma línea que el proyecto Caseroo se encuentra Wetaca, una aplicación de envío a domicilio que menús semanales.

Su cofundador, Efrén Álvarez, también liga la creación de este proyecto, que nació en 2015, con el "dar respuesta a una necesidad distinta".

Una app que te diseña el menú semanal

Trabajan con un modelo de suscripción por el cual el cliente, al darse de alta, crea una modelo de menú semanal con los platos que elija.

Este menú llegará al lugar que selección y, después de esa primera vez, será la aplicación (en caso de que el cliente lo prefiera), la que diseñe los menús en base a sus gustos y preferencias.

Imagen de un escabeche de verduras. Efeagro/ Cedida por Wetaca

La "gran diferencia" con las plataformas de envío tradicionales es que el cliente realiza un envío "planificado".

Comenzaron preparando la comida en un obrador y ahora, reparten en las principales capitales de provincia, aunque también cocinan "desde cero" preparando ellos mismos los productos con alimentos que, defiende, son "saludables".

De momento, han conquistado a un perfil del cliente concreto: urbano y entre 27 y 48 años, personas que "tiene un ritmo de vida acelerado" y ven en esta aplicación una forma de "organizar la semana" con menús semanales.

Wetaca y Caseroo se enganchan así al lucrativo negocio de la comida a domicilio y ponen encima de la mesa del cliente y del sector alternativas con "plato de cuchara" frente a la comida que sigue acumulando la mayor parte de los pedidos.