Un investigadora trabaja en la plataforma de Inteligencia Artificial LINNA, en las instalaciones de KiMITEC GROUP en Vicar (Almería). Efeagro/Carlos Barba

La agricultura de precisión y la Inteligencia Artificial, tendencias del sector en 2023

Publicado por: agro 24 de enero de 2023

La agricultura y la ganadería de precisión, junto con la inteligencia artificial (IA), son las principales tendencias globales de innovación del sector tecnológico en la agroalimentación en 2023, según un nuevo estudio presentado este martes en Madrid Fusión.

Un informe de la Fundación europea para la innovación y aplicación de la tecnología (Intec) destaca también el impulso a la innovación en los ámbitos de las proteínas alternativas, la biotecnología, la trazabilidad, la agricultura vertical, las plataformas de venta de productos de proximidad y la conversión de residuos.

En un taller organizado en el congreso gastronómico, el vicepresidente ejecutivo de la Fundación Intec, Juan Francisco Delgado, ha señalado que la inteligencia artificial acapara un 30 % de la inversión en tecnología aplicada al sector agroalimentario, que crece en general a un ritmo del 9 % anual.

Asia está liderando la inversión en ese terreno, seguida de Estados Unidos y Europa, en un contexto influido por el cambio climático, la guerra de Ucrania y el aumento de los precios de las materias primas y la energía.

En España, por ejemplo, Delgado ha explicado que la digitalización está siendo mayor en la ganadería que en la agricultura, a la vista de los resultados más rápidamente visibles respecto a la calidad de la carne, la producción de leche o el bienestar animal.

A su juicio, uno de los problemas en España es la atomización de la producción, con más de 90.000 explotaciones que en el 80 % de los casos tienen menos de cinco hectáreas, lo que "dificulta mucho el trabajo competitivo y la eficacia en el trabajo con los datos", por lo que es recomendable la unión de los productores en cooperativas.

Los alimentos funcionales, los derivados de las plantas, el cultivo de carne y pescado en el laboratorio y los insectos son otras de las tendencias que cambiarán las pautas de consumo en el futuro, según el estudio.

Además de la lucha contra el cambio climático, la tecnología también va a contribuir a reducir el desperdicio de alimentos, que supone un tercio de la producción global y que en los países desarrollados se concentra en la distribución y el consumo.

Empresas emergentes

La financiación de empresas emergentes o "startups" en el sector de las tecnologías agroalimentarias creció en 2021 el 45 % respecto al año anterior, hasta los 51.700 millones de dólares (unos 47.500 millones de euros), con un interés creciente de los fondos de inversión.

En España, las inversiones en estas empresas son "bajas" y la mayoría de ellas se encuentra en una fase inicial, con menos de 500.000 euros de financiación, en parte porque faltan aceleradoras especializadas, ha detallado Delgado.

De las 459 "startups" agroalimentarias que había en España en 2022, el 80 % estaba formado por menores de 35 años que han creado casi 7.500 empleos (el 28 % más que en 2021) y han visto crecer su inversión en un 15 % anual.

Presentación del informe. Foto: Efeagro / Belén Delgado.

Aparte de Glovo (con 904 millones de inversión e integrada en la compañía alemana Delivery), destacan otras empresas, con muchos menos recursos.

Se trata de Cover Manager (dedicado a reservas de restaurantes), Food Kantox (divisas para exportadores), Heura (proteína vegetal), Entomo (insectos), Crowdfarming (alimentos ecológicos), Biome Makers (recuperación de suelos), Cubic Foods (biotecnología) y Venvirontech (bioplásticos).

Sostenibilidad y adaptación

La directora para el sur de Europa del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología EIT Food, Begoña Pérez, ha subrayado la necesidad de incorporar a más mujeres en puestos intermedios y directivos de la cadena agroalimentaria, especialmente en el sector tecnológico y en los fondos que invierten en esas empresas.

Entre las tendencias de 2023, ha mencionado el crecimiento de la presión a los gobiernos y las organizaciones internacionales para que "los parámetros ambientales y de sostenibilidad se apliquen también a la producción y el procesado de alimentos".

Pérez ha coincidido en señalar la importancia creciente de los productos alternativos a la carne y la búsqueda de calidad en ese ámbito, junto a la nutrición "dirigida" a las necesidades de determinados grupos de población.

"El desperdicio alimentario se integrará en el proceso productivo, como ha ocurrido con la seguridad alimentaria", lo que dará nuevas oportunidades, ha afirmado la responsable de EIT Food.

En su opinión, el sector agroalimentario ha demostrado su resiliencia y capacidad de adaptación "sin aspavientos", incluso en el escenario derivado de la guerra de Ucrania, y "las tecnologías están ahí para apoyarlo". EFEAGRO