La Tomatina, Buñol (Valencia). Foto. FLYDIME

La Tomatina, Buñol (Valencia). Foto. FLYDIME

FIESTA INTERNACIONAL

La Tomatina cumple 70 años con cifra récord de tomates

Publicado por: EFEAGRO 26 de agosto de 2015

La tradicional Tomatina de Buñol cumple hoy 70 años de historia y en esta localidad valenciana unas 22.000 personas lo celebrarán con el lanzamiento de una cifra récord de tomate, hasta 150.000 kilos. Son cinco toneladas más de la cantidad habitual.

A partir de las 11.00 horas y durante unos 60 minutos, las calles del centro de esta localidad del interior de la provincia de Valencia se teñirán de rojo para rendir homenaje a la gamberrada que dio origen a esta fiesta y que, pese a la censura inicial, acabó por establecerse y ha alcanzado fama mundial.

Participantes en la Fiesta de la Tomatina de 2012. Foto: EFE.
Participantes en la Fiesta de la Tomatina de 2012. Foto: EFE.

Tomatina de pago

Será la tercera Tomatina de pago, desde que el Consistorio decidiese limitar el aforo y reclamar el pago de una entrada, y la segunda con aforo limitado a 22.000 personas (llegó a acoger a más de 45.000 participantes).

Según las cifras que maneja el Ayuntamiento de Buñol, se prevé cerca de un 20 % de españoles en la Tomatina de este año, un 15 % de británicos, un 10 % de japoneses, un 9 % de indios, un 5% de australianos y otro tanto de norteamericanos. Como en anteriores ocasiones, la singularidad de esta fiesta convertirá las calles de Buñol en escenario improvisado para el rodaje de películas o anuncios publicitarios, y este año además servirá de plataforma para la promoción de nuevas tecnologías.

Los organizadores de este evento y Google llevarán un proyecto inédito, consistente en la grabación y geolocalización de imágenes del recorrido de la Tomatina antes y después de la batalla.

También el Ayuntamiento de Buñol aprovechará el singular escenario de la Tomatina para poner en marcha la campaña 'Besos por la igualdad' contra la homofobia y la violencia de género, e invitará a parejas homo y heterosexuales a que se besen para que las imágenes sean difundidas en los medios de comunicación.