Exposición en la Torre del Infantado de Potes. Foto: Sociedad Regional Educación, Cultura y Deporte.

Exposición en la Torre del Infantado de Potes. Foto: Sociedad Regional Educación, Cultura y Deporte.

TURISMO RELIGIOSO

Moverse entre fe y montañas en Cantabria

Publicado por: Corus Consulting 15 de octubre de 2013

Ya han comenzado los actos para el próximo año Jubilar Lebaniego, que se celebrará en 2017. Para ir calentando los espíritus ya se han organizado algunos actos como la exposición que acoge la Torre del Infantado de Potes, que exhibe por primera vez de forma conjunta los 22 facsímil del libro del Beato de Liébana.

En Monasterio de Santo Toribio de Liébana es un importante lugar de culto para la religión crisitana donde, en el siglo VIII, vivió y escribió su obra el Beato de Liébana, autor de los Comentarios del ApocalipsisEste libro, referencia del pensamiento medieval, es una auténtica joya artística.

La Torre del Infantado de Potes. Foto: Sociedad Regional Educación, Cultura y Deporte de Cantabria.
La Torre del Infantado de Potes. Foto: Sociedad Regional Educación, Cultura y Deporte de Cantabria.

En la exposición "Beato y Beatos" que acoge ahora la Torre del Infantado se pueden contemplar relevantes y recientes incorporaciones como el Beato de Berlín editado por Millenium y cuyo original está custodiado en la Staatsbibliothe, Preussicher Kulturbesitz de Berlín. Además, forma parte de esta muestra, el Beato de Ginebra, que ha sido el último en ser descubierto. Así, las copias de los códices han pasado del Centro de Estudios de Lebaniegos a la colección permanente de la Torre del Infantado. Con este cambio, el visitante puede observar toda la colección bibliográfica en su género.

En la piel del monje

El Gobierno de Cantabria  se ha esforzado para que  esta exposición sirva para mostrar cómo era la vida de los monjes que habitaban en el Monasterio. Por ello, se permite al turista conocer la labor del scriptorium y experimentar directamente la forma de trabajar de aquellos monjes, con un réplica de la fecha, una piel de cordero, una auténtica pluma de ave y un hábito de la época.

Año Santo Jubilar y aniversario de la Bula

Este Monasterio volverá a ser centro del Año Jubilar en 2017, cuando volverá a abrirse la Puerta de Perdón del cenobio. Es uno de los  cuatros lugares santos para la cristiandad, junto a Santiago de Compostela, Roma y Jerusalén, por lo que se espera de nuevo la llegada de peregrinos y devotos a estas tierras.

Lignun Crucis. Foto: EFE / Alberto Aja
Lignun Crucis. Foto: EFE / Alberto Aja

El año pasado fue también una fecha importante para este espacio, pues se celebró el quinto centenario de la bula promulgada por le papa Julio II en 1512 en la que señalaba el Monasterio de Santa Toribio de Liébana como uno de los cuatros lugares santos del cristianismo mundial.  En esta bula, el papa comunicó su orden y deseo de conceder a este lugar el carácter jubilar, de manera que permitiera la redención de los pecados a los visitantes y peregrinos. El Año Jubilar se celebra cada vez que la festividad de Santo Toribio cae en domingo y se prolonga durante ocho días. En 1513 y tras la muerte de Julio II, el papa León X ratificó esta bula.

Ya entonces, peregrinos de toda Europa llegaban el camino para venerar unas de las reliquias más reconocidas, el Lignum Crucis, el fragmento de la Cruz de Cristo que se custodia en estos muros.

Por el camino 

Muchos de los peregrinos llegarán haciendo el conocido como Camino Lebaniego.  Esta ruta se puede plantear en tres jornadas, saliendo desde San Vicente de la Barquera. El primer día, con un recorrido de unos 27 kilómetros,  suele discurrir entre esta localidad costera y se desciende hacia el río Nansa hasta acabar en La Fuente.  La segunda jornada, lleva al peregrino hasta Cabañes, tras caminar unos 20 kilómetros.

Peregrinos. Foto: EFE.
Peregrinos. Foto: EFE.

Y, de ahí, en un tercer día de peregrinación, se baja por el castañal de Pendes hasta el Centro de visitantes del Parque Nacional de Los Picos de Europa. De ahí a Potes y, a cuatro kilómetros de distancia, el Monasterio de Santo Toribio de Liébana. Resulta muy recomendable visitar las ermitas salpicadas en el entorno del Monasterio, como la Cueva Santa, la ermita de San Miguel o la de Santa Catalina.

Un lugar natural

Liébana es, además, un destino de turismo natural de primer orden. Rodeado de altas montañas y dividida en varios valles, su valor paisajístico atrae cada año a miles de viajeros en busca de aire fresco. En el Parque Nacional de Picos de Europa se pueden encontrar especies de singular belleza y a veces en peligro como el rebeco, el águila real, el urogallo o el oso.

 

 

 

Secciones : España Turismo
Corus Consulting

15 años de experiencia en tecnologías de alto valor añadido. Presencia internacional en España, México, USA, Colombia, Perú, Chile y Filipinas.