Puente Nuevo sobre el río Lozoya en Buitrago. Allí se hará la prueba de natación del Triatlón KM 0. EFE/J. Benet.

Puente Nuevo sobre el río Lozoya en Buitrago. Allí se hará la prueba de natación del Triatlón KM 0. EFE/J. Benet.

NATURALEZA

Aire fresco de la sierra para escapar del calor

Publicado por: CARMEN DE ÁGUEDA 27 de junio de 2013

La situación económica nos obliga a pasar las vacaciones cada vez más cerca de casa. Sin embargo, eso no significa que debamos renunciar a un cambio de aires, algo que en Madrid se consigue con sólo unos cuantos kilómetros de viaje a la Sierra Norte.

La Sierra Norte, la Sierra Pobre, es cada vez la sierra de más madrileños que, huyendo del calor de la capital y sin posibilidad de viajar muy lejos, optan por cambiar de aires a sólo unos minutos en coche desde casa. Desconocido por muchos e idolatrado por los recuerdos de infancia de otros, el norte de la Comunidad de Madrid es uno de los rincones por redescubrir. Y está al alcance de la mano.

El Parque Natural de Peñalara, el Hayedo de Montejo y la Sierra del Rincón (Reserva de la Biosfera) conforman los ejes naturales del norte de Madrid, caracterizados por una gran variedad de especies vegetales y animales y por la abundancia de agua.

En cada uno de los 42 municipios que forman parte de la comarca se puede disfrutar de la arquitectura serrana de Madrid, con iglesias y ermitas que sorprenden en cada pueblo y joyas como el Monasterio de El Paular (primera cartuja del Reino de Castilla).

Repasamos algunas de las visitas imprescindibles para descubrir este rincón desconocido para tantos madrileños y visitantes.

El barbero de Picasso

Pablo Ruiz Picasso vivía en Francia cuando Eugenio Arias, oriundo de Buitrago del Lozoya, regentaba una barbería en Vallauris, en la Provenza. En 1948 Picasso comenzó a ir a esa barbería en la que surgió una amistad entre barbero y artista que duraría hasta la muerte del pintor en 1973. El exilio y la afición por los toros fraguaron esta relación gracias a la cual se puede visitar desde 1985 el Museo Picasso Colección Eugenio Arias en Buitrago del Lozoya.

El exilio y la aficición por la fiesta taurina forjaron una amistad que duró hasta la muerte del artista

En este museo se pueden contemplar más de medio centenar de pinturas dedicadas al barbero por el pintor cubista, así como obras de cerámica, carteles, libros y otros objetos personales del pintor del "Guernica".

Centro neurálgico de la comarca de la Sierra Norte, el casco histórico amurallado de Buitrago está declarado Conjunto Histórico. Su arquitectura recoge el paso de diferentes culturas, que aprovecharon el foso natural del Lozoya como línea defensiva. Romanos, musulmanes, hebreos y hasta las tropas napoleónicas han dejado su impronta en esta localidad, que sufrió importantes pérdidas durante la Guerra Civil, debido a la proximidad con el frente de Somosierra.

Es fácil encontrar alojamientos y restaurantes en la localidad. En El Andarrío se pueden encontrar habitaciones, sencillas y a buen precio, y disfrutar de su cocina serrana sin salir del hotel.

Monasterio de El Paular

El Monasterio de Santa María de El Paular en Rascafría, declarado Monumento Histórico Artístico Nacional, es la joya arquitectónica del Valle Alto del Loyoza. El monasterio está rodeado por las cimas de la Sierra de Guadarrama: Peñalara, Cabeza de Hierro, Risco de los Claveles y el Reventón. Cuatro puertos (Morcuera, Cotos, Navafría y Salto de la Liebre) dan acceso a la cartuja en la que, además de visitar el edificio y sus obras barrocas restauradas hace apenas unos años, se puede encontrar hospedaje.

Casi 600 siglos de historia aglutina este lugar con un elemento tan bien conservado como el retablo mayor de la iglesia (siglo XV), de estilo gótico y hecha en alabrastro policromado, está compuesto por dieciséis escenas representadas en una estructura sencilla con abundante decoración.

La capilla barroca que acoge el Sagrario, el claustro original del siglo XV, el refectorio, la biblioteca, los patios y el espacio ajardinado conforman uno de los conjuntos monacales más impresionantes.

El monasterio cuenta con hospedería propia y, desde 2011, aloja también a mujeres. Con tres días de estancia como mínimo y diez como máximo, se puede disfrutar del día a día monacal.

Un pedazo de Historia

Apenas media hora en coche separa las localidades de Pinilla del Valle y Sieteiglesias. Sin embargo, en ese breve recorrido, podemos pasar de los yacimientos de restos humanos más antiguos de la Comunidad de Madrid a una necrópolis de la Alta Edad Media.

En 1979 se descubrió en la zona de Los Calveros de Pinilla del Valle un yacimiento del Cuaternario con valiosos restos fósiles. Desde entonces, expertos en Biología, Arqueología y Geología trabajan en la zona declarada Bien de Interés Cultural. Aunque el yacimiento no está abierto al público, sí puede visitarse acompañado de alguno de los investigadores.

Su nombre despista, pero Sieteiglesias sólo cuenta con la Iglesia de San Pedro Apóstol, que acoge una de las Necrópolis más impresionantes

Y de Pinilla a Sieteiglesias, que, al contrario de lo que pueda hacer creer su nombre, sólo tiene un templo religioso, la Iglesia de San Pedro Apóstol, en cuyas inmediaciones se sitúa una Necrópolis sobre un gran roquedal de granito que data de los siglos IX y XI.

En el conjunto, que puede visitarse con una entrada de un euro, se distinguen dos tipos de tumbas: antropomorfas, excavadas directamente en la roca reproduciendo la silueta del difunto, y las de cista, a partir de lajas de piedra clavadas verticalmente alrededor de la fosa, con una laja más grande cerrando la tumba. Destaca el conjunto que los vecinos conocen como la "Tumba de los Reyes", compuesta por dos sepulturas separadas del resto.

En pleno Parque Natural de Peñalara se puede disfrutar de alojamientos como el que ofrece la casa rural El Embalse, que, además de información sobre la zona, ofrece al visitante la posibilidad de disfrutar de su jacuzzi o de hacer una barbacoa en su jardín.

De hayedos y cascadas

El agua es uno de los ejes de la Sierra Norte que esconde puntos como la cascada de agua más alta de la Comunidad de Madrid. Se trata del torrente de la Chorrera, en Somosierra, que a su bajada se une con el arroyo de La Pedriza para dar nacimiento al río Duratón. Los embalses de El Villar, Puentes Viejas, Riosequillo, Pinilla y el Atazar (el más espectacular de los embalses que regulan el cauce del Lozoya) son una buena oportunidad de encontrar refresco durante el verano con actividades como vela, piragüismo o canoa.

Pero las riquezas naturales de la zona no acaban con su riqueza acuífera. En el Parque Natural de Peñalara se concentran las cimas madrileñas más altas, con hasta 2.428 metros de altitud. Su rica flora (con más de 200 especies de líquenes) y fauna (con numerosas especies endémicas que merecen especial protección) sirven de marco para actividades como la escalada o el senderismo.

El recorrido por los enclaves naturales de la zona tiene su punto álgido en la Sierra del Rincón, declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco en 2005, incluye parajes como el Hayedo de Montejo.  Pinares, robledales, fresnedas y encinares se suceden en este enclave con más de 1.000 especies vegetales y animales.

Comer y dormir en la Sierra

Cada vez son más los alojamientos rurales que ofrecen al visitante un lugar tranquilo donde hospedarse en su visita por la sierra madrileña. Pero también es importante disfrutar de la gastronomía de la zona. Sus carnes, ya sean a la brasa o asadas, son los ingredientes estrella que comparten protagonismo en la mesa con propuestas como los judiones -habituales durante el verano en su versión en ensalada- o la miel, que no se conforma con los postres y ha dado el salto a platos como las chuletas de cordero o la berenjena.

Lugares como el restaurante El Chiscón, en el muy recomendable pueblo de Patones de Arriba, o el Asador la Abuela en Rascafría, son sólo dos de los muchos ejemplos que ofrecen productos frescos de la gastronomía serrana guisados a la manera tradicional.

Secciones : España Turismo
Corus Consulting

15 años de experiencia en tecnologías de alto valor añadido. Presencia internacional en España, México, USA, Colombia, Perú, Chile y Filipinas.