En la imagen, vista del pesquero Villa de Pitanxo. EFE/ GRUPO NORES (Archivo promocional)

SUCESOS NAUFRAGIO

Los supervivientes del naufragio del Pitanxo llegan a España y ruegan encontrar a sus 12 amigos

Publicado por: EFEAGRO 23 de febrero de 2022

Juan Padín, el patrón del malogrado Villa de Pitanxo; su sobrino Eduardo Rial, y el marinero ghanés Samuel Kwesi, los tres supervivientes del naufragio del barco gallego hace justo una semana en aguas canadienses, han regresado a España y han rogado encontrar a sus doce amigos desaparecidos, a la mitad de la dotación de a bordo.

Es lo primero que ha solicitado el pescador africano, que en su país tiene a su mujer Emilia y a sus cinco hijos, y en Marín (Pontevedra), donde reside desde hace una década, a su familia adoptiva; y es lo que reclaman Juan, el capitán de ese arrastrero congelador tragado por el mar, y Edu, como le conocen en su círculo íntimo.
"Lo único que pedimos es que se reactive" el rastreo, ha dicho este 22 de febrero a la prensa Gloria Padín, que es hermana de Juan y madre de Eduardo.
Sara, novia de Eduardo, ha compartido con los medios que él "está físicamente bien, pero abatido".

La Cooperativa de Armadores de Vigo (Arvi) les ha dado un pequeño alivio: hay barcos faenando en Terranova que están haciendo avistamientos, por si hubiese suerte. "Buscarán al menos estos dos días, en los que hace mejor tiempo", es el mensaje que ha compartido con los reporteros Kevin González, hijo de Fernando, el engrasador, uno de los tripulantes cuyo cuerpo el mar no ha devuelto.
En la esfera política,  el presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Santalices, ha dado lectura a una declaración institucional en la que ha expresado la "honda tristeza" de toda Galicia por esta gran tragedia marítima y ha pedido poner "todos los medios y recursos" para agilizar los trámites y que los familiares puedan empezar su duelo.

GOBIERNO SE COMPROMETE CON LA BÚSQUEDA

Por su parte, el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, ha trasladado a las familias de los marineros del Villa de Pitanxo el "compromiso firme" del Ejecutivo central para seguir buscando a los doce desaparecidos tras el naufragio.
Tras reunirse con los familiares de las víctimas en Pontevedra, Miñones ha señalado que en esta tarea están "trabajando desde el minuto uno" en contacto con las autoridades canadienses y buscando "otras alternativas".
"Estamos estudiando todas las alternativas posibles", ha explicado el delegado del Gobierno, que entiende que los medios de rescate de Canadá son los "idóneos" para afrontar estas tareas de búsqueda porque "conocen bien el terreno".

A ellos, España quiere sumar medios propios "en la medida de las posibilidades que tengamos" y que está estudiando el director general de la Marina Mercante que, según ha avanzado José Miñones, acudirá a Galicia el jueves para entrevistarse con las familias de los marineros.
La búsqueda en estos momentos la están realizando, según ha trasladado el delegado del Gobierno a las familias, cuatro buques españoles que faenaban en el área del naufragio y España ha solicitado a Portugal que se sumen otros dos barcos lusos que están en zona NAFO.

El pesquero español Playa de Menduíña 2 a su llegada el pasado sábado al puerto de San Juan de Terranova con los 3 supervivientes y los cuerpos de 7 pescadores fallecidos del Villa de Pitanxo. EFE/Julio César Rivas

CÁDAVERES EN CUARENTENA POR COVID-19

Por otro lado, y mientras el cuerpo del marinero y patrón de pesca Juan Antonio Cordero, natural de Lepe (Huelva), se encuentra ya camino de su localidad natal, al menos dos de los marineros peruanos del ‘Villa de Pitanxo’ rescatados sin vida de las aguas de Terranova deberán permanecer entre siete y diez días en Canadá guardando cuarentena al haber sido hallados en sus cuerpos el virus de la covid-19.
Así lo han confirmado a Efe familiares de uno de los fallecidos, que aseguran que dos de los tripulantes españoles repatriados esta madrugada a España dieron positivo también. Cuestionado al respecto, el Ministerio de Asuntos Exteriores se ha limitado a asegurar que los cadáveres españoles “cumplieron todos los trámites administrativos y burocráticos necesarios y su traslado se ajustó a todos los requisitos previstos por la ley”.

A la vez, la Fiscalía trata de acelerar lo máximo posible los trámites para la declaración de fallecimiento de esa docena de pescadores. Esa certificación es necesaria para realizar diversos trámites, entre ellos, la gestión de pensiones de viudedad u orfandad, así como los procesos hereditarios.
Ya sobre las causas que provocaron el accidente, han surgido los primeros disensos. Los propietarios del Villa de Pitanxo enviaron un comunicado a los medios en el que informan de una parada repentina del motor principal que provocó que Juan Padín, que en ese momento dirigía la maniobra de recogida de las redes de pesca, la virada del aparejo, perdiese el control.
Pero hay familiares que aseguran que nada de esto se les comunicó.

Secciones : Pesca