Jetty Entrance en el Resort. Foto: Melià Hotels.

Jetty Entrance en el Resort. Foto: Melià Hotels.

Una relajada y exótica mirada al Índico

Publicado por: L.R.S. 4 de marzo de 2014

El Océano Índico en todo su esplendor en un complejo rodeado por un arrecife de coral, en Zanzíbar (Tanzania).  La experiencia natural está asegurada y la exclusividad también, gracias a los servicios de Hotel Melià Zanzíbar.

Este fabuloso resort está ubicado en la costa noroeste de la isla de Zanzíbar, también conocida como la "Isla de las especias".  El mar, por tanto, inunda la vista desde casi todos los puntos de este complejo: las habitaciones, las villas privadas, terrazas y gimnasio. También el anfiteatro al aire libre cuenta con vistas a  las cristalinas aguas del océano.

Ficha: Hotel Melià Zanzíbar. Infografía: Miguel Mulas.
Ficha: Hotel Melià Zanzíbar. Infografía: Miguel Mulas. 

Relajarse frente al mar, disfrutar del sol y de un agradable baño puede ser una de las actividades más buscadas por los clientes de este hotel, que también pueden descubrir los tesoros escondidos bajo el agua con la práctica de deportes como el submarinismo o el buceo. La pesca de altura es otra opción, pues uno de los mejores lugares del mundo para practicarla se ubica entre Zanzíbar y la vecina isla de Pemba, unas aguas en las que abundan el gran atún de aleta amarilla o el martín rayado. Para los románticos, nada mejor que contratar uno de los cruceros al atardecer, una experiencia para dejarse mecer por la brisa del mar y presenciar una fabulosa puesta de sol. La salida de las estrellas, acompañadas por los acordes de un violín, completan la escena mientras un mayordomo que ofrece canapés y bebidas exclusivas.

En tierra firme hay otras visitas que merecen la pena, como la ciudad de Stone Town, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, con atractivos como el mercado de esclavos, el palacio del sultán, la casa de Livingstone o el antiguo fuerte. Los turistas verdes pueden escaparse desde el hotel al bosque de Jozani, una zona de manglares donde se pueden avistar monos de Sykes entre la fabulosa vegetación autóctona.

Para conectar todas estas experiencias culturales y naturales con el cliente, el Anantara, el spa del hotel, ofrece tratamientos con claras huellas africanas, con tratamientos curativos inspirados en la sabana, la montaña o la flora exótica entre los que destacan los rituales florales. Para todo ello cuenta con unas seis salas de tratamiento privadas -tres de ellas con baño de vapor-, una sala de masaje tailandés, un salón de belleza, un gimnasio, saunas y una piscina infinity.

Como todos los complejos con servicio "Todo incluido" la oferta gastronómica es amplia y variada. Desde la mañana a la noche, en la piscina o en la playa los clientes pueden disfrutar desde una bebida refrescante, un tentempié o un cóctel. En los restaurantes se pueden degustar platos con todo tipo de influencias y ofertan siete noches temáticas como la tradicional swahili, o de sabores, en las que no falta el marisco tropical.

En este paraíso también puede haber sitio para el trabajo, pues cuenta con un centro de convenciones, cinco salas de reuniones con luz natural y un anfiteatro al aire libre.

Secciones : Hoteles Turismo
Temas :
Corus Consulting

15 años de experiencia en tecnologías de alto valor añadido. Presencia internacional en España, México, USA, Colombia, Perú, Chile y Filipinas.