Un trabajador de la panadería de Cunha retira las barras de pan del horno en Carral, A Coruña.EFE/ Cabalar

Un trabajador de la panadería de Cunha retira las barras de pan del horno en Carral, A Coruña.EFE/ Cabalar

"Apagón" de 15 minutos en las panaderías en protesta por el precio de la luz

Publicado por: Efeagro 28 de octubre de 2022

La Confederación Española de Panadería, Pastelería, Bollería y Afines (Ceoppan) ha convocado este viernes un apagón bajo el lema "sin luz no hay pan" como medida de choque por la subida de los costes de electricidad, según un comunicado emitido por la confederación.

El olor a pan y los hornos se apagan durante quince minutos, en un acto simbólico "que se llevará a cabo en la franja horaria de las 12.00 y 12.15 horas", han puntualizado desde Ceoppan.

Los panaderos soportan el aumento de los precios de la energía y las materias primas sin poder repercutir este mayor coste en el pan, porque "es un producto que se consume a diario y no se puede vender a precio de caviar". Así lo ha explicado este viernes el presidente de la Confederación Española de Panadería, Pastelería, Bollería y Afines (CEOPAN), Eduardo Villar.

Se trata de una acción que se enmarca en el plan de medidas acordadas por el comité ejecutivo de Ceoppan ante "la complicada situación" que vive el sector.

Por ello, el objetivo principal de esta iniciativa es resaltar la crisis actual que viven como consecuencia de las subidas en los costes de producción, con especial atención a los costes energéticos.Y por consecuencia, esto "ha provocado el cierre progresivo de los establecimientos de este sector y que muchos pueblos pequeños se están quedando sin pan", han detallado.

Villar, quien regenta el horno Arguiñano en Logroño desde hace 25 años, ha precisado que, en los últimos meses, ha pasado de pagar 1.500 a 5.100 euros en la factura de la luz, a lo que se suman el incremento de los precios de la harina, el aceite de girasol y los huevos.

"Esta situación es insostenible. Algo se ha roto en la cadena alimentaria y alguien tiene que poner orden en todo esto", ha recalcado.

Para ello, el próximo 2 de noviembre se reunirá en Madrid con el ministro de Agricultura, Luis Planas, a quien planteará la posibilidad de que los panaderos puedan entrar en la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE) y cuenten con un bono social para gasoil y energía.

También ha pedido un mayor control de la ley de la cadena alimentaria, "porque no se entiende por dónde se escapa esta subida brutal" de los precios.

"Durante el confinamiento, se consideró a las panaderías una actividad esencial. Por ello, algún tipo de ayuda debe darse al sector para que los establecimientos tradicionales podamos subsistir", ha recalcado.

Venta de pan en un horno en Ponferrada (León). EFE/ Ana F. Barredo
Venta de pan en un horno en Ponferrada (León). EFE/ Ana F. Barredo

Este panadero ha reconocido que ha tenido que subir el precio de la barra de medio kilo de 1,15 a 1,20 euros, un porcentaje que no se corresponde con el aumento registrado en el resto de precios en la electricidad y las materias primas.

Debido a esta situación "insoportable", muchas panaderías tradicionales se han visto obligadas a cerrar en los últimos años, a pesar de que la clientela es "muy fiel", porque "no solo compra el pan de cada día, también compra salud".

Además, los altos precios del gasoil provocarán otro "daño colateral", ha augurado, de modo que los pueblos se van a quedar sin pan porque muchos panaderos ya no van a vender al medio rural.

"Esa España vaciada, esa España rural con la que a los gobiernos se les calienta tanto la boca se va quedar sin pan. Cuando cierra una panadería no se vuelve a abrir y se queda desabastecida esa zona", ha lamentado.

Así, ha dicho que, durante el pasado verano, algunos panaderos de Logroño tuvieron que desplazarse a algunos pueblos riojanos para servir pan a los vecinos.

Villar ha detallado que la protesta de los panaderos continuará en las próximas semanas, con la convocatoria de manifestaciones en Sevilla y Valencia y, en función de la respuesta que reciban del Ministerio de Agricultura, decidirán si toman decisiones "más drásticas".

La Confederación viene denunciando que afronta un amplio aumento de costes por el impacto de la guerra de Ucrania en la cadena de suministro del pan y pide atención hacia esta industria.

Además, la Confederación Española de Panadería, Pastelería, Bollería y Afines (Ceopan) agrupa a 12.000 empresas de panadería artesanal y tradicional, elaboradoras de pan y productos de bollería y confitería en España.