Catamarán por la Polinesia. Foto: cedida por Catai.

Catamarán por la Polinesia. Foto: cedida por Catai.

RUTAS ROMÁNTICAS

Diez destinos para celebrar el amor

Publicado por: LUCÍA R. SIMÓN 6 de febrero de 2014

Se acerca San Valentín, la fecha escogida para celebrar el amor y una buena excusa para hacer una escapada. Para avivar la llama de la pasión, islas paradisíacas, ciudades históricas o lugares donde se han desarrollado las tragedias románticas más universales. Te proponemos una serie de destinos hiperapasionados. Y viva el amor.

Con la ayuda del angelote del amor, Cupido, os ayudamos a elegir destino, dentro o fuera de España, para todos los gustos y para diferentes bolsillos.

  • Teruel

Empezamos nuestra ruta sin salir de la Península, en Teruel, para rememorar la historia de amor de Isabel de Segura y Diego de Marcilla , los Amantes de Teruel. Corría el siglo XIII, él era el segundo hijo varón de su familia, y por tanto, no tenía derechos de herencia; mientras que ella, era hija única de una de las casas más ricas de la ciudad. Para conseguir la dote suficiente, Diego marchó a la guerra para volver en un plazo de cinco años con las riquezas que le permitirían casarse. Pasado este periodo y sin tener noticias, la doncella contrajo matrimonio, sin saber que su amado llegaría al día siguiente a la ciudad repleto de riquezas. Él murió de amor al pedirle un "primer y último beso" que ella rechazó al ser ya casada. En su funeral, ella se acercó al cuerpo sin vida de su amado y, como reza la tradición, "le dio en muerte el beso que le había negado en vida". Luego también murió de amor. Finalmente, fueron enterrados juntos en una de las capillas de la Iglesia de San Pedro.

En la actualidad, los restos de los Amantes de Teruel son honrados en el Mausoleo en Teruel, un lugar de visita obligada para los enamorados que se acercan a esta ciudad aragonesa y que, también, ha inspirado a escritores como Tirso de Molina o Juan Eugenio Hartzenbusch.

Pero Teruel ofrece mucho más, pues es una ciudad donde los amantes del arte pueden descubrir una arquitectura mudéjar declarada Patrimonio de la Humanidad. Para los amantes del buen comer, una  inolvidable y variada gastronomía, con el jamón a la cabeza.

  • Granada

Esta ciudad andaluza siempre merece una escapada. Ahora, en invierno, se puede combinar un romántico paseo por la Carrera del Darro, con una visita a la Alhambra y sus jardines, el descubrimiento de la arraigada costumbre del tapeo o un espectáculo flamenco en el Albaicín. Todo suma. Para las parejas que disfrutan practicando deporte juntos, las pistas de Sierra Nevada. Si el día amanece soleado, los enamorados pueden acercarse a la Costa Tropical y disfrutar de un buen almuerzo frente a la costa granadina.

Vista de la Alhambra desde el mirador de San Nicolás.
Vista de la Alhambra desde el mirador de San Nicolás. Foto: Purificación León
  •  Verona

Si hay unos amantes reconocidos internacionalmente, estos son Romeo y Julieta. Nada mejor que pasar el día de los Enamorados en Verona, la ciudad donde transcurre esta historia narrada por Shakespeare y descubrir sus plazas y palacios. Por ejemplo, la casa de Julieta, en el número 23 de la Vía Cappello, es una casa del siglo XII. Desde el patio, se puede ver el famoso balcón de Julieta. Cerca, la casa de Romeo. La plaza del Erbe, el Palacio Carlotti y otros escenarios de esta tragedia que hoy se pueden disfrutar. En el monasterio de san Francesco al Corso hay un sarcófago de mármol del siglo XVI. Según la leyenda, allí yace Julieta y, por ello, cada año es visitado por miles de turistas románticos. También han llegado hasta este lugar personajes ilustres de todas las épocas, como María Luisa de Austria, George Byron o Charles Dickens.

Además del reclamo de esta historia de amor, el centro de Verona sigue atrayendo al paseante por sus casas señoriales y sus plazas. En la del Erbe, por la mañanas, hay un bullicioso mercado ideal para los amantes de lo pintoresco. Tampoco hay que dejar de lado la historia antigua que en Verona se muestra en la "Arena de Verona" el mayor anfiteatro romano tras el Coliseo de Roma, con capacidad para más de 25 000 espectadores.

  • Praga

Esta capital europea, a la que se puede viajar con ofertas interesantes, cuenta con una colina destinada a los enamorados. Está presidida por la Torre Petřín, una réplica de la Torre Eiffel desde la que se ofrecen unas magníficas vistas de Praga. En este parque, las parejas suelen ir para pasar el tiempo libre. Hay varias leyendas de amor que suceden en torno a este sitio. Una de las más conocidas es que si se coloca una flor en el pedestal de uno de los  monumentos, tu pareja te amará por siempre. También tiene el mismo efecto besarse frente a una de las estatuas de este lugar.

Aunque solo sea una leyenda, quizá no esté de más visitar este lugar y, de paso, la fascinante Praga, con sus puentes, su reloj histórico y sus barrios cada vez más cosmopolitas. Entre sus principales puntos de interés, el Castillo de Praga, la Catedral de San Vito, la Plaza de la Ciudad Vieja y el reloj astronómico. El barrio judío y la Plaza de Wenceslao completarán una visita panorámica por los lugares imprescindibles de Praga.

  • Roma

Además de ser un lugar trepidante, lleno de historia, cultura, arte y leyendas, la capital italiana fue el lugar donde actuó San Valentín. Fue un joven sacerdote que casaba a las parejas jóvenes en contra de lo que pensaba el emperador, que estimaba que los soldados jóvenes peleaban mejor solteros. Esta actitud le costó la muerte, pero también dos siglos más tarde, le sirvió para ser elevado a los altares un 14 de febrero. Cada año, en su nombre, los enamorados celebran este sentimiento.
En Roma hay paseos tan románticos como el de las callejuelas del barrio del Trastévere o una parada en la Fontana di Trevi. Recientemente, otra costumbre "romanticona" ha causado furor en Roma: se trata de dejar un candado en un poste de las farolas del Puente Milvio, tras sellar el amor con un beso y tirar la llave al río, para emular a los protagonistas de Tengo ganas de tí, de Federico Moccia. Esta costumbre se ha exportado a puentes de otras ciudades, como París o Montevideo.

Pese al gran número de candados, la estructura del puente está a salvo. EFE/Elvira Martínez.
Pese al gran número de candados, la estructura del puente está a salvo. EFE/Elvira Martínez.
  • La Ruta de los Cuentos (Alemania)

Tras la huella de los hermanos Grimm, en Turismo de Alemania han diseñado una ruta que se puede hacer a pie, en bici o en coche. El itinerario recorre los 600 kilómetros hasta Bremen y lleva a ciudades de entramado de madera, palacios, castillos, cuevas y museos y conduce a lugares donde se vuelve a los sueños de la infancia. En este camino el viajero se puede encontrar con el  Flautista de Hamelín con la dulce Caperucita Roja, Rapunzel, con Hansel y Gretel o con el Castillo de Sababurg, donde el príncipe despertó a la Bella Durmiente con su beso. En resumen, volver al amor de los cuentos infantiles como excusa para disfrutar de esta región alemana.

Nos paramos al inicio y al final de la ruta. En la ciudad de Hanau se rinde homenaje continuo a los hermanos Grimm. Hay un escenario que destaca, el Palacio de Philippsruhe. Bremen, una ciudad milenaria que respeta sus tradiciones, tiene un recomendable paseo por el cementerio Liebfrauen-Kirchhof, pasando por la Plaza del Mercado hasta la calle Böttcherstrasse, antiguo callejón de artesanos convertido hoy en día en centro cultural y artístico. Si se ha olvidado el regalo de San Valentín, seguro que se puede encontrar algún detalle en las tiendas de otra época, donde se vende desde café de fama mundial, a delicioso chocolate y, cómo no, cerveza. Para los que buscan experiencias, la ciudad tiene un millar de tabernas, cafeterías y restaurantes donde conocer el ambiente de esta zona de Alemania.

  • Islas griegas, pero de relax

Algunas islas griegas son lugares ideales para disfrutar de mar y de la marcha. Sin embargo, para los enamorados, con la ayuda de Lonely Planet hemos seleccionado algunos rincones isleños de lo más tranquilos, para escapar del estrés del día a día. Y es que el ritmo de vida relajado es uno de los atractivos de estos espacios, junto a su gastronomía y la hospitalidad de sus gentes. Una opción sería Symi, del que dicen que es uno de los puertos más bellos del Dodecaneso, donde se mezclan fachadas neoclásicas con cafés y tabernas frente al mar. Paxos, en el archipiélago de las Jónicas, cuenta con tres pueblos portuarios con paseos marítimos en los que se alzan edificios de color rosado, y que están rodeados de colinas verdes. Y por último, Naxos, en la islas Cíclades, con playas de arena y una red de senderos entre aldeas, iglesias y lugares de interés, como sus curiosas librerías locales.

  • Tah Mahal (India)
Vista del mausoleo Taj Mahal. Foto. EPA/Harish Tyag
Vista del mausoleo Taj Mahal. Foto. EPA/Harish Tyag 

Seguimos el recorrido de Cupido en la India, en concreto, en la región de Agra donde se encuentra el Tah Mahal. Este templo fue construido entre 1631 y 1654 por el emperador musulmán Xha Jahan en honor a su esposa favorita, Mumtaz Mahal, que significa "la elegida de Palacio". Dicen que ella fue su mejor confidente y acompañante, incluso durante sus duras campañas militares y que ella, cuando iba a morir, le pidió a su esposo que construyera este edificio en nombre de su amor. Se trata, por tanto, de una de las construcciones en nombre del amor más monumentales, que requirió el trabajo de 20.000 obreros. Muchas parejas han elegido este lugar, uno de los mejores ejemplos de arquitectura mongola, para declararse su amor o comprometerse.

  • Nueva York

En esta ciudad que nunca duermen se han inspirado muchas de las historias de amor del Séptimo Arte. Por eso, para muchos enamorados que se decidan por visitar la conocida Ciudad de los Rascacielos, tendrán la sensación de haber estado ya en sus calles y sus lugares más reconocidos, como el Central Park, con sus 340 hectáreas de prados, su lago, sus monumentos o su teatro al aire libre. Un lugar para pasear sin prisas y descubriendo rincones. Un espectáculo en Broadway, una foto en el Puente de Brooklyn o el descubrimiento del bullicio de Times Square, convertirá esta escapada en inolvidable. Para los foodies, el barrio de Queens, donde se puede escapar, a través de la gastronomía, a cualquier lugar del planeta.

  • Islas idílicas

Cualquier isla perdida y paradisíaca es la mejor opción para enamorados con tiempo y con presupuesto. Fiji, Bora-bora, Tahití... Os dejamos algunas propuestas singulares. En las  islas Vírgenes Británicas se encuentra la isla privada de Sir Richard Branson, que puede disfrutar en exclusiva, esto es, sin personas, porque en la isla convivirá con una variedad de fauna muy interesante.  De modo que sí que hay que compartir la isla, pero con flamencos, iguanas, cangrejos soldado o la conocida tortuga de patas rojas. Entre los recién llegados a esta familia, lémures de Madagascar. Los más aventureros pueden realizar una actividad única, montar en minisubmarinos de recreo para recorrer los fondos marinos. Tripulado por un piloto, este peculiar medio de transporte alcanza una velocidad de seis nudos y desciende hasta un máximo de 40 metros.

 

Secciones : Turismo Viajero
Corus Consulting

15 años de experiencia en tecnologías de alto valor añadido. Presencia internacional en España, México, USA, Colombia, Perú, Chile y Filipinas.