Trabajo como pastor en Arqueixal. Foto: Escapada Rural.

Trabajo como pastor en Arqueixal. Foto: Escapada Rural.

USOS LINGÜÍSTICOS

El agroturismo entra en el Diccionario

Publicado por: agro 2 de julio de 2015

El agroturismo, el brócoli, los canónigos, el engramado y hasta los pimientos del piquillo han entrado en el Diccionario.

Javier Lascurain / FUNDEU

Son algunos de los términos relacionados con la agricultura y el medio rural que se han incorporado a la vigesimotercera edición del Diccionario de la lengua española publicada recientemente, casi catorce años después de la vigesimosegunda, que vio la luz en 2001.

La gran obra de la Real Academia incluye ahora unos 93 000 artículos, de los que más de 49 000 son nuevos o se han modificado para precisar su significado, su origen...

Entre los que se incorporan en el ámbito de la agricultura están agroturismo ( 'turismo rural, especialmente el que incluye actividades agrícolas y ganaderas'). Y en la entrada turismo se ha incorporado una nueva acepción: turismo rural ('actividad turística que se realiza utilizando como alojamiento las casas de una localidad rural').

Lo ecológico también ha ganado protagonismo; ese adjetivo que hasta ahora se definía escuetamente como 'perteneciente o relativo a la ecología' ha añadido dos acepciones: 'realizado u obtenido sin emplear compuestos químicos que dañen el medioambiente (agricultura ecológica)' y 'dicho de un producto o de una actividad: que no es perjudicial para el medio ambiente (combustible ecológico)'. De la misma familia, entran en el Diccionario agroecología y agroecológico.

Un puesto de venta de alimentos ecológicos. Foto: BioCultura
Un puesto de venta de alimentos ecológicos. Foto: BioCultura

También lo han hecho palabras como fruticultor o nombres de verduras como el brócoli, la adaptación del italiano broccoli que a partir de ahora convive en las páginas del diccionario con la forma brécol.

Un canónigo ya no es solo 'un eclesiástico que tiene una canonjía' sino también una 'planta herbácea anual, de la familia de las valerianáceas, cuyas hojas más pequeñas se comen en ensalada”.

Algo parecido sucede con un capuchino que, además de ser un 'religioso descalzo' y un 'café con leche espumoso', es ya, en el lexicón académico, una 'planta trepadora' originaria del Perú.

De América han llegado buena parte de las novedades agroalimentarias al nuevo DRAE como engramado, que en Bolivia, Honduras y Nicaragua es un terreno cubierto de césped; gomal, un sitio poblado de árboles que producen látex en Bolivia, Perú y Venezuela; ayotal, un terreno sembrado de ayotes en Costa Rica, Guatemala y México, y mangal, una plantación de árboles de mango en buena parte de Hispanoamérica.

Relacionada con esa misma planta está una de las aportaciones del español de Guinea al nuevo diccionario: mangüeña, que es como le llaman allí al fruto del mango.

Más variedades en el diccionario

Y no es el único producto que ha entrado con honores y nombre propio en la vigésima tercera edición. Hasta ahora, en la entrada manzana, figuraban como variedades específicas la asperiega, la meladucha y la reineta, a las que se incorpora la verde doncella, la que es 'de forma achatada, piel muy lisa y dura de color verde pálido, y carne consistente y jugosa”.

A los pimientos de bonete, de cerecilla, de cornetilla, morrón, de hocico de buey y de las Indias, que figuraban con sus nombre y apellidos en la edición precedente, se suma ahora el pimiento de piquillo” o del piquillo, una denominación, advierte el Diccionario, propia de España para una variedad caracterizada por tener 'la punta encorvada y el sabor algo picante'.

Desde luego, el diccionario no puede ni pretende recoger todas las palabras del idioma, todas la variedades de cada fruto o planta, en este caso. Solo incluye aquellas que ya forman parte del habla más general en todos o alguno de los países hispanohablantes.

En otras ocasiones, el uso obliga al diccionario a desdoblar definiciones. Así, en la edición de 2001 riego era sencillamente la 'acción y el efecto de regar'. Ahora quien abra el diccionario por esa página encontrará, además, una definición mucho más precisa de alguno de los métodos más conocidos: riego a manta, riego por aspersión, riego por goteo.

Gotero. Foto: CSIC
Riego por goteo. Foto: CSIC

Y quien avance unas páginas más hallará otra novedad curiosa sobre este mismo asunto; la palabra rulo, procedente del término de la lengua mapuche rulu, que en Chile se usa en la expresión de rulo para referirse a una tierra de labor que no tiene riego.