Ayuntamiento de Gante con la Iglesia de San Nicolás al fondo. Foto. Beatriz Mapelli

Ayuntamiento de Gante con la Iglesia de San Nicolás al fondo. Foto. Beatriz Mapelli

FLANDES

Gante, esa ciudad de cuento

Publicado por: BEATRIZ MAPELLI / EFETUR 9 de octubre de 2015

Gante, capital de Flandes oriental y ciudad universitaria por excelencia, es otro de los bellos destinos de esta región belga en la que el turista encuentra a su paso hermosos edificios históricos, una animada vida nocturna y propuestas gastronómicas con la cerveza y el chocolate en el punto de mira.

A medio camino entre Brujas y Bruselas se alza Gante, un hermoso destino de cuento que presume de ser la ciudad flamenca con mayor número de edificios históricos.

Atravesada por las aguas de los ríos Lys y Escalda, esta ciudad propone dejarse seducir por algunas de sus principales atracciones como el Castillo de los Condes, una fortaleza del siglo XIII que se alza en el corazón de la villa y que ha sido, a lo largo de su historia, residencia de los Condes de Flandes o una prisión, entre otras cosas.

La Catedral de San Bavón, que data de los siglos XIV, XV y XVI, es otra de las paradas de rigor. Un templo de estilo gótico levantado sobre las ruinas de la antigua iglesia románica de San Juan Bautista, de la que únicamente se conserva la cripta. Ésta debe parte de su fama al tesoro que encierra: el políptico de "La Adoración del Cordero Místico", obra de Jan Van Eyck.

Castillo de los condes Gravensteen, Gante (Flandes, Bélgica). Foto. Beatriz Mapelli
Castillo de los condes Gravensteen, Gante (Flandes, Bélgica). Foto. Beatriz Mapelli

Paseando por la ciudad se descubre también el Muelle de Graslei, un espacio de belleza única ideal para sentarse a contemplar las distintas casas gremiales que datan de los siglos XII al XVII y regalan a los visitantes grandes instantáneas de la arquitectura flamenca. Y muy cerca de aquí, otro de los lugares preferidos de la ciudad: el Puente de San Miguel, con la Iglesia del mismo nombre, que ofrece un cuadro de gran belleza.

Pero si algo hace de ésta una ciudad única son los más de 75.000 estudiantes que llenan sus calles de color y atractivo juvenil. Por ello, Gante es también música, teatro, arte urbano, gastronomía y... ¡Cerveza!

Una bebida que puede saborearse en lugares como la fábrica artesanal de Gruut, fundada en 2009 por Annick De Splenter. Este lugar, conocido por ser una de las pocas casas de cerveza que utiliza hierba en vez de lúpulo para la producción de sus cinco variedades, es perfecto para pasar una tarde cervecera en el centro urbano.

Bicicletas en Gante. Foto: Beatriz Mapelli.
Bicicletas en Gante. Foto: Beatriz Mapelli.

Y para saciar el hambre, se congregan por la ciudad restaurantes como el Pakhuis, una brasserie de 600 metros cuadrados y aspecto de viejo almacén que se convierte en el escenario perfecto para disfrutar de una tranquila velada. Efetur recomienda degustar un menú a base de carpaccio de buey, salmón a la parrilla, y una exquisita mousse de chocolate belga. Maridado, como  no, con la estupenda cerveza de la casa.

Secciones : El mundo Turismo