Mermelada. Pexels

Mermeladas con vinos de Sanlúcar

Publicado por: Efeagro 1 de agosto de 2022

Los vinos del marco de Jerez han encontrado un nuevo formato como protagonistas de unas salsas gelificadas que un emprendedor de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), Fran Senra, ha lanzado al mercado como mermeladas.

Se trata de unas confituras realizadas con manzanilla, amontillado, oloroso o Pedro Ximénez que son "perfectas para maridar con, por ejemplo, un queso o una hamburguesa", señala a EFE Fran Senra.

Es la última creación de este emprendedor, que en 2018 puso en pie una fábrica de conservas gracias a la cual los guisos tradicionales de Sanlúcar de Barrameda, Capital Española de la Gastronomía 2022, viajan en tarros de cristal por todo el país.

Tras estudiar Ciencias de la Información en Sevilla y vivir en ciudades como Nueva York, Chicago, Sevilla y Madrid, Senra quiso regresar a su localidad natal, Sanlúcar, y emprender un negocio con una de las cosas que más había echado de menos, su cocina.

Hijo de un armador de barcos de pesca y de "una gran cocinera" que había heredado las recetas de sus suegros, pensó en llevar a cualquier rincón de España la cocina marinera de Sanlúcar.

Creó así "Conservas Senra", con las que podían disfrutarse con poco más esfuerzo que el de abrir un tarro de cristal de platos como "Choco al pan frito", "Choco a la sanluqueña" y "Langostinos al ajillo y manzanilla".

Queso untado en mermelada. Pexels

A esas primeras recetas se han unido otras de platos típicos como "Papas con Choco de Mi Abuela Concha", "Garbanzos con Langostinos de Mama Lurde", espinacas con tomate y hasta una Berza marinera, con variantes como la "Berza Jerezana de la Tita Cabiria" o "Carrillada al Oloroso".

"Nos hemos inspirado en recetas mi madre y de vecinas del barrio", cuenta Senra, cuya abuela, una mujer que falleció a los cien años, protagoniza el logotipo de los frascos.

La empresa, a la que se ha unido un socio de Sevilla, produce entre 80.000 y 90.000 tarros (al margen de las nuevas mermeladas) que vende en su tienda online, en comercios físicos y en varios cadenas de supermercados en distintos puntos de España.

Ha puesto en marcha una web en francés, porque mientras la empresa trata de consolidarse en España, se plantea el reto de exportar especialmente a Europa y Estados Unidos para convertirse así en una auténtica embajadora de los sabores de un municipio que este año ha merecido ser designado Capital Española de la Gastronomía.

Secciones : Actualidad Gastronomía