Hotel Finca La Estacada, Cuenca. Foto: Efetur/Cedida por Amelia González Román

Hotel Finca La Estacada, Cuenca. Foto: Efetur/Cedida por Amelia González Román

HOTELES

Hotel Finca La Estacada, para una experiencia relajante

Publicado por: REDACCIÓN EFETUR 21 de diciembre de 2016

Nuestra seguidora Amelia González Román nos envía una imagen del hotel Finca La Estacada, en Tarancón (Cuenca), para participar en 'El concurso de Efetur'. Un espacio, dice, con varios tratamientos de vinoterapia que garantizan una experiencia “súper relajante”.

"Os envío esta foto realizada dentro del spa del hotel Finca La Estacada. Ni qué decir tiene que me gusta porque iba a sumergirme en esa bañera y probar uno de los varios tratamientos de vinoterapia que ofrecen, todo ello regado con vinos de la zona. La experiencia fue súper relajante y la piel quedó muy suave y con un agradable aroma". Amelia González Román 

Algunos atractivos

Viajamos hasta Tarancón, Cuenca, para descubrir el hotel Finca La Estacada, un espacio rodeado de viñedos y olivos centenarios. El complejo, ideal para disfrutar de una escapada enoturística, cuenta con amplios amplios jardines y una cultura vinícola que se extienden por la bodega, el restaurante o el spa.

Cuenta con 25 habitaciones -estándar, deluxe, junior suite y suite-, bautizadas con el nombre de distintas variedades de uva y todas diferentes entre sí. Todas ellas disponen de grandes ventanales que inundan la estancia de luz natural y que ofrecen impresionantes vistas a los viñedos. Entre las prestaciones que ofrecen, conexión wifi gratuita, climatización, baño privado, y amenities basadas en la vinoterapia.

Hotel Finca La Estacada, Cuenca. Foto: Efetur/Cedida por el hotel
Hotel Finca La Estacada, Cuenca. Foto: Efetur/Cedida por el hotel

El sabor toma forma en el restaurante, un espacio luminoso gracias a sus bóvedas y grandes ventanales, desde los que, de nuevo, se puede disfrutar de la vista a los alrededores. Aquí, los comensales tienen a su disposición una amplia carta con propuestas como tartar de atún rojo de almadraba; solomillo de res nacional con crema de boletus y enoki; pulpo a la parrilla con mochi de patatas, espuma de pimentón y alioli cítrico; o bizcocho de aceite de oliva y escamas de sal.

Para relajar cuerpo y mente, dispone de un spa de vinoterapia, con un circuito hidrolúdico, cabinas para la realización de distintos tipos de masaje, tratamientos estéticos o bañeras de vinoterapia, entre otras cosas.

A lo anterior, el hotel suma otros atractivos como dos pistas de padel, gimnasio, aparcamiento, piscina exterior, y conexión wifi en todas sus instalaciones. Por último, durante las noches de los fines de semana, la oferta de ocio se completa con La voz del vino, un espacio en el que disfrutar de música y espectáculos en directo.

Secciones : Hoteles Turismo