La decana del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos, María Cruz Díaz.

La decana del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos, María Cruz Díaz.

Ingenieros

Ingenieros agrónomos, del campo a la mesa

Publicado por: agro 7 de julio de 2015

La decana del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Centro y Canarias, María Cruz Díaz, explica en su artículo la influencia de los ingenieros agrónomos en el desarrollo del sector en los últimos 25 años.

Resumir en unas líneas los acontecimientos o hitos que hemos protagonizado los ingenieros agrónomos en este último cuarto de siglo es bastante complicado, ya que nuestro desarrollo como profesionales está muy ligado al desarrollo de nuestra agricultura y nuestro sector agroalimentario, entre otros. Aunque no se aprecie a primera vista, nuestra aportación al desarrollo de la Sociedad ha sido importante y en muchos aspectos. Como suelo decir, nuestro trabajo está presente en toda la cadena alimentaria, del campo a la mesa.

En estos años se han desarrollado nuevas técnicas y sistemas, y se han perfeccionado otros que ya existían. Si hablamos de producción de alimentos y materias primas he de decir que los ingenieros agrónomos hemos contribuido al desarrollo de nuevas técnicas y procesos que hoy permiten producir más con menos. Entre otras cosas, hoy disponemos de nuevas semillas para producir tanto alimentos como materias primas; regamos con técnicas que permiten ahorrar agua, suelo, energía, fertilizantes... con lo que contaminamos menos y se reducen los gastos para el agricultor. Un dato: España se ha situado a la cabeza del ahorro mundial de agua para uso agrario. Se ha reducido un 20% al año.

Los ingenieros agrónomos hemos contribuido al desarrollo de nuevas técnicas y procesos que hoy permiten producir más con menos

Hemos trabajado asimismo en cuestiones relacionadas con el comportamiento de los animales y su bienestar animal, contribuyendo, entre otras cosas, a la crianza de animales más productivos y mejor adaptados al medio.

Además, hemos participado en el desarrollo de procedimientos más seguros de trazabilidad y control de la calidad de los alimentos. El ejemplo más significativo que tal vez pueda poner es el caso de la crisis por la bacteria E.coli y la intoxicación alimentaria en Alemania, más conocida como la “crisis del pepino”. Nuestro país estuvo a la altura de las circunstancias y gracias a los avances en trazabilidad demostramos que éstos no eran los causantes de tal intoxicación.

Introducción de nuevas tecnologías

Por otro lado, hemos llevado las “Tecnologías de la Información y la Comunicación” (TIC) al sector, con sus aplicaciones en materia de suelos y estado de cultivos, en ayuda al guiado de las operaciones mecanizadas, etc.

Los ingenieros han introducido las nuevas técnicas en la alimentación. Foto de archivo cedida por Universidad Rovira i Virgili.
Los ingenieros han introducido las nuevas técnicas en la alimentación. Foto de archivo cedida por Universidad Rovira i Virgili.

Muy desarrolladas están también las investigaciones sobre nanotecnología y sus aplicaciones en los sectores medioambiental (tratamiento de suelos, desalinización de agua, descontaminación de suelos, etc.), energético (producción y almacenamiento de energía), alimentos (nanosensores para determinar la calidad y seguridad de los alimentos, nanoalimentos con propiedades funcionales nutritivas y saludables, etc.), agricultura (nanosensores en la detección de niveles de agua), ganadería (identificación de animales), etc.

 Cada vez disponemos de una oferta de productos más variada, más numerosa y de mayor calidad

Desde el punto de vista de la transformación de las materias primas. Los ingenieros agrónomos hemos contribuido al diseño de industrias e instalaciones cada vez más modernas y seguras, tanto a nivel de construcción como de seguridad alimentaria. Prueba de ello es que cada vez disponemos de una oferta de productos más variada, más numerosa y de mayor calidad.

En estos últimos 25 años ha tomado especial importancia el sector de las energías renovables. Ahí hemos estado también los ingenieros agrónomos. El afán por aplicar técnicas más respetuosas con el medio ambiente y la reutilización de los residuos ha provocado el desarrollo de sectores como el de la biomasa, que lidera la creación de empleo entre las renovables.