Una persona recoge colillas en Madrid. Efeagro/Archivo/ Sebastián Mariscal

TABACO COLILLAS

La inminente normativa sobre las colillas apura a las tabaqueras a ultimar medidas para su reciclaje

Publicado por: EFEAGRO 13 de noviembre de 2022

Las tabaqueras aún no han explicado cómo van a cumplir con la responsabilidad que les otorga la ley de residuos sobre las colillas de los cigarrillos, que les obliga a tomar medidas antes del próximo 6 de enero para hacerse cargo de la gestión de estos deshechos cuando contienen plástico.

Así lo han expresado a Efeagro fuentes de la Mesa del Tabaco, que representa al conjunto de la cadena de valor del sector del tabaco en España, incluidas las empresas tabaqueras.
"Como sector estamos trabajando en cómo dar respuesta a esta obligación. Su implementación está siendo muy compleja en toda Europa", ha indicado la Mesa del Tabaco.

La ley de residuos y suelos contaminados para una economía circular, que entró en vigor el pasado mes de abril, traspone al ordenamiento jurídico español una directiva europea que incorpora la regulación de las colillas de los cigarrillos como residuos plásticos.
Esta normativa contempla que las tabaqueras tienen una responsabilidad como productores que les obliga a asumir la carga financiera -e incluso organizativa- de la gestión de las colillas, y que deben tomar medidas antes del 6 de enero de 2023.

De momento, la Mesa del Tabaco ha señalado que el sector está desarrollando acciones de concienciación para que los ciudadanos depositen las colillas en papeleras y contenedores, y ha destacado que el año pasado distribuyó 30.000 bolsas para residuos y ceniceros portátiles en varias localidades costeras, además de desarrollar acciones en el punto de venta y en entornos naturales.

Colillas tiradas en una jardinera. Efeagro/Archivo/ Carlos García

La presidenta de la organización Nofumadores, Raquel Fernández Megina, considera que las tabacaleras deben hacerse cargo de todo el coste económico que conlleva la recogida y reciclaje de las colillas, pero que se debe evitar que se encarguen ellas solas de todo el proceso operativo.
"Sería como darle a la industria tabaquera una concesión municipal, por así decirlo, es como poner a las tabaqueras a controlar el contrabando o al lobo a cuidar a las ovejas", ha expresado Fernández Megina a Efeagro.

Mientras, están surgiendo diferentes iniciativas privadas que ofrecen a empresas, organizaciones y corporaciones públicas -como ayuntamientos- un servicio de recogida y reciclaje de colillas.
Una de las pioneras fue la cooperativa 3Dkala, del País Vasco, que tiene como objetivo reciclar el 1 % de las colillas que se generan en esta comunidad autónoma y que trabaja instalando ceniceros personalizados, proporcionando un servicio de recogida semanal y encargándose del posterior reciclaje.

De una manera similar funciona la empresa emergente Keenat, que se fundó hace tres años en Francia y acaba de llegar a España, donde ya trabaja con un hotel en Sevilla, una bodega en Valbuena de Duero, una empresa conservera en Cantabria o un hospital de Figueres.
El director de Keenat en España, Adrien García, ha explicado a Efeagro que está pendiente de cómo se desarrolle la legislación española en lo referente a las colillas y considera que a partir de 2023 su emprendimiento puede desarrollarse más.

Uno de los ceniceros instalados en Sevilla por la empresa Keenat. Efeagro/Cedida por Keenat

Entiende que el aporte económico que tendrán que hacer las tabaqueras al Estado o las comunidades autónomas para la gestión de las colillas facilitará que estas instituciones contraten a terceras empresas, como la suya, para encargarse de la recogida y el reciclado de estos residuos.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), con cada cigarrillo fumado y tirado al suelo se generan entre 340 y 680 millones kilogramos de residuos al año, y la Unión Europea (UE) enfatiza que las colillas son el segundo residuo plástico más abundante en las playas del Viejo Continente.

Secciones : Actualidad Industria