El director general de FIAB, Mauricio Garcia de Quevedo durante la presentación de la Memoria de Sostenibilidad 2021. Efeagro

La industria alimentaria eleva a 7.000 millones su ajuste a la ley de envases

Publicado por: EFEAGRO 20 de abril de 2022

La Federación de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) ha cifrado en 7.000 millones las inversiones necesarias para adaptarse a medidas legislativas como el Real Decreto de Envases y Decretos de Envases, una norma que "no es aplicable" según su director, Mauricio García de Quevedo.

En la presentación de la primera Memoria de Sostenibilidad de FIAB, García de Quevedo ha apelado al diálogo para llegar a un real decreto "alcanzable" y con medios "viables" para alcanzar un objetivo que es común: avanzar hacia un sistema más respetuoso con el medio ambiente.

Según la FIAB, con la actual redacción, esta norma obligaría a inversiones sólo de 6.270 millones para adaptarse a los nuevos objetivos de reutilización y hacer frente a la reducción del 50 % de botellas de bebidas de plástico de un solo uso en 2030.

Se suma el incremento del coste de la Responsabilidad Ampliada del Productor (RAP), que supondrá unos 490 millones de euros y, al impuesto de plástico que generará 490 millones de euros.

Los cálculos de la patronal indican que esta medida puede abocar al cierre a 2.400 compañías -más del 7 % del total-, principalmente pymes y empresas ubicadas en el medio rural.

Tras hacer referencia a la "complejidad tremenda" de un Gobierno con diferentes partidos, ha reconocido que ha visto cierta recepción" a debatir "algunas cuestiones concretas".

Y ha insistido en la necesidad de "sentarse a negociar" para una transición ordenada.

El director general de lndustria Alimentaria en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), José Miguel Herrero (i), y el director general de la Federación de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), Mauricio Gracía de Quevedo (d), en la Presentación Memoria de Sostenibilidad 2021. Foto: FIAB

El esfuerzo de una industria sostenible

Precisamente con la presentación de la primera Memoria de Sostenibilidad, la FIAB muestra, según su director general, el compromiso de esta industria para dar respuesta "a las necesidades de una sociedad cada vez más consciente y comprometida con la sostenibilidad" desde un enfoque "holístico", esto es, sumando las perspectivas económica, social y medioambiental.

Este Informe, elaborado por la consultora KREAB con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), recoge las principales iniciativas, avances y oportunidades en esta materia y la importante contribución de esta industria con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

En su presentación, el director general de Industria Alimentaria del MAPA, José Miguel Herrero, ha insistido en que todos los procesos industriales tienen que tener un componente de sostenibilidad, un elemento "en constante evolución" que no es un fin en sí mismo.

La hoja de ruta que marcan los ODS convierte a esta década en un reto, según Herrero, quien ha recordado el papel estratégico demostrado por el sector en momentos muy complicados como la pandemia o el paro de transportistas.

Ha apelado al sector a sentirse orgulloso como sector industrial y a esforzarse para trasladar a los ciudadanos -cada vez más concienciados- el trabajo que hay detrás de los alimentos, haciendo un ejercicio de transparencia porque "no hay nada que esconder".

Los datos de la memoria

La memoria señala que desde el año 2014, la industria de alimentación y bebidas ha reducido en un 8,2 % sus emisiones y ha mejorado su eficiencia energética en un 13,4 % , además de haber reducido en hasta un 20 % el consumo hídrico, lo que equivale a un ahorro de 14 millones de metros cúbicos de agua.

Además, ya en 2019 el 9,2 % del total de la energía consumida en el sector procedía de fuentes renovables.

Abunda en la apuesta por la circularidad de los fabricantes que desde el año 2014 se ha reducido la generación de residuos en un 10,3 %, el equivalente a 721.000 toneladas.

Tres de cada cuatro empresas aprovechan los subproductos que se generan en sus procesos productivos y el 80 % cuentan con acuerdos para la donación de excedentes alimentarios, según la Memoria.

El impacto de esta industria en el valor añadido bruto de España asciende a 131.418 millones de euros; con estas cifras, es el tercer sector español en términos de producción económica y primer sector industrial del país.

Genera casi medio millón de puestos de trabajo, el 11,4 % de las exportaciones de España, el 14,7 % del Producto Interior Bruto del total de la industria y el 16,2 % en la España Vaciada.