Cala privada de Barceló Illetas, Mallorca. Foto. Cedida por Barceló Hotels & Resorts

Cala privada de Barceló Illetas, Mallorca. Foto. Cedida por Barceló Hotels & Resorts

HOTELES DE LUJO

Placer adulto en el Barceló Illetas de Mallorca

Publicado por: BEATRIZ MAPELLI / EFETUR 10 de abril de 2015

Cala privada, vistas a la Bahía de Palma, servicio de whatshapp o gimnasio son sólo algunos de los lujos que se disfrutan en el Barceló Illetas Albatros de Mallorca. Un hotel sólo para adultos con oferta de ocio y bienestar.

El Barceló Illetas Albatros, en Mallorca, es una propuesta para una escapada de lujo y bienestar sólo para adultos. Dispone de una privilegiada situación, asomado al mar Mediterráneo y con grandes vistas a la Bahía de Palma, y en él se respira la intimidad y la calma como algunos de sus grandes atractivos.

Sus habitaciones, reformadas y con vistas al mar, están dotadas con camas de 2 metros, balcón, hidromasaje o cafetera Nespresso con cápsulas, entre otras cosas.

Ficha Hotel-Barceló-Mallorca

Gastronomía vanguardista

Dispone de espacios gastronómicos como el Urban Sky Terrace que destaca por sus mezclas culinarias como burguer & gintonic, por sus propuestas veganas y por ofrecer su propia ginebra Blue Gin -destilada con el aroma del hotel-.

En el restaurante-buffet Mediterráneo se sirven platos típicos de comida mediterránea que se degustan frente al mar. También está el Blue Restaurant & Lounge, un espacio en el que saborear ensaladas, tapas y risottos.

Y hay más: en la champagne pool los huéspedes disfrutan de una copa de champagne francés Laurent Perrier mientras contemplan el atardecer de la isla.

Sobre las camas balinesas del hotel también se pueden saborear los menús Bmoments con una amplia selección de smoothies de frutas naturales y maridaje de sushi y champagne.

Una estancia de placer

En el U-Wellness Albatros,  se puede elegir entre distintos tratamientos de belleza o relajarse en espacios como la sauna finlandesa, el hamman o el circuito termal climatizado. También tienen la oportunidad de tonificar el cuerpo en la zona de fitness.

El hotel regala otros momentos exclusivos como un baño en su cala natural privada, un masaje sobre el mar con un tratamiento de flor de sal de Mallorca o una carta de baños en la habitación con propuestas 'románticas', 'regeneradoras' o 'sweet drems'. Los baños se acompañan con aromaterapia y maridajes.

Y para los que quieran conseguir un moreno saludable, un servicio novedoso: el hotel cuenta con una amplia carta de cremas protectoras y una pulsera smartsun que avisa de cuándo aplicarse crema o cuándo dejar de tomar el sol.

Y mucho más

A todo lo anterior, se suman otros reclamos para el turista como una amplia terraza con vistas panorámicas, piscinas, hidromasaje exterior y cala con acceso privado.

Jacuzzi en suite, Barceló Illetas, Mallorca. Foto. Barceló Hotels & Resorts
Jacuzzi en suite, Barceló Illetas, Mallorca. Foto. Barceló Hotels & Resorts

Los que quieran aprovechar la estancia para organizar una reunión de trabajo pueden hacerlo en alguna de sus 8 salas -con capacidad máxima para 200 personas-. Y para que la reunión sea lo más amena posible, el hotel propone aromaterapia en la sala, menús y cofee breaks y sesiones de relajación y técnicas de concentración.

En su apuesta por la tecnología, este hotel ofrece el servicio de WhatsApp "Whenever Wherever" para que los clientes pidan cita desde su smartphone para el spa o el restaurante sin necesidad de moverse. Y para estar al tanto de los mejores restaurantes o conciertos de la isla está la app del complejo que mantiene informado de esto y mucho más.

Un paseo por los alrededores

Para completar la experiencia, Barceló Illetas sugiere recorrer las callejuelas del casco antiguo y visitar alguno de los puntos más emblemáticos de la isla como la Catedral -construida entre los siglos XIV y XIX, de estilo gótico francés-, el Palacio de la Almudaïna -Palacio Real construido sobre un Alcázar musulmán-, la Plaza de Cort -con el Ayuntamiento de Palma- o el Castillo de Bellver -“único castillo fortaleza de planta circular en toda Europa”-.

Puerto de Palma con la catedral al fondo. EFE/Ballesteros
Puerto de Palma con la catedral al fondo. EFE/Ballesteros

Y una parada obligada: los Cellers -restaurantes tradicionales de Mallorca- en los que degustar los platos tradicionales de la isla como el trampó -ensalada con tomate, pimiento verde y cebolla-, el tumbet -con patatas, berenjenas, pimientos y tomate-, o las sopas mallorquinas -con verduras y pan moreno-.

Secciones : Hoteles Turismo