El presidente de Aecoc, Ignacio González Foto: cedida por Aecoc.

CONGRESO EN SANTIAGO

González (Aecoc): "Vamos a una crisis de supervivencia de las pymes alimentarias"

Publicado por: EFEAGRO / LUCÍA RUIZ SIMÓN 25 de octubre de 2022

El presidente de la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc), Ignacio González, vaticina que toda la cadena alimentaria es "víctima" de la persistente inflación, que no se sabe cuánto puede durar, y que va a derivar en empezar a ver una crisis de supervivencia de las pymes del sector.

Santiago de Compostela acoge desde este martes el Congreso de Gran Consumo de esta organización, que agrupa a más de 32.000 empresas asociadas cuya facturación conjunta supone cerca del 25 % del PIB nacional.

Se trata de un encuentro anual que, en esta primera edición sin restricciones por la covid, coincide con un escenario inflacionista sin precedentes y que impacta de lleno en la cesta de la compra que se encareció un 14,4 % en septiembre, respecto al mismo mes de 2021.

En una entrevista con Efeagro, González subraya la resiliencia de un sector que fue clave en la pandemia y que, por primera vez, se enfrenta a una crisis que afecta por igual a todos los eslabones de la cadena.

De ahí el lema del congreso, "Juntos abriendo camino", ya que "una inflación a dos dígitos es mala para todo el mundo".

Y defiende que "nadie ha subido todo lo que le han incrementado sus insumos" y que tampoco "ninguna empresa se está forrando" con esta situación.

Según los datos facilitados por Aecoc, mientras los costes de producción del pan se han elevado un 43 % desde enero de 2021, su precio ha subido un 15 %; en el caso de los embutidos, el alza de su coste ha sido del 57 %, mientras que en los lineales sólo se han encarecido un 6 %.

A su juicio, toda la cadena es "víctima" de unas circunstancias exógenas a las están respondiendo con planes de austeridad para recortar costes y ajustando los márgenes, pero que también les lleva a la "tesitura" de tener que hacer algo que "no gusta: subir los precios".

En España, el IPC alimentario se mantuvo hasta marzo por debajo de la inflación general; sin embargo, a partir de dicho mes se empezó a notar la invasión de Ucrania y el precio de la cesta de la compra se está elevando más que el coste medio de la vida.

Con todo, son las pymes -que suponne el 90 % del sector- para las que González augura un peor futuro, al tener menos margen para maniobrar en un escenario de subida de insumos, particularmente la energía.

El futuro: moderadamente pesimista

González atisba un futuro "moderadamente pesimista" para el gran consumo, un ámbito "ultracompetitivo" en la que el precio siempre ha sido un razón para elegir una tienda o una marca.

En este momento, considera que la proyecciones a futuro son "muy difíciles de hacer", en un contexto de inflación alta que ya se está prolongando "más de lo que esperábamos todos".

La situación, en su opinión, es "muy preocupante" y aún no se sabe cuánto se puede prolongar, ya que siguen recibiendo insumos al alza.

Un supermercado en Vitoria. Efeagro/David Aguilar
Un supermercado en Vitoria. Efeagro/David Aguilar

El también CEO de Nueva Pescanova prevé un efecto "matemático" a partir del próximo año, cuando se calcule la inflación sobre el dato de la de este año, con lo que la desviación será menor.

Apunta, igualmente, que la alimentación es un sector "resistente" a la consiguiente caída de la renta disponible de las familias, si bien ya se están revelando datos que confirman el downtrading o bajada del gasto en alimentación, al elegir por ejemplo referencias más baratas u optar por la marca blanca.

La solución: incentivar el consumo

Para el presidente de Aecoc, la solución pasa por incentivar el consumo en dos líneas: incrementando la renta disponible de los usuarios y dejando "cierta holgura" a las empresas para contratar e invertir.

Insiste en su propuesta de bajar temporalmente el IVA de algunos alimentos gravados al 10 % al superreducido -con el que se tasan al 4 % a los alimentos básicos-, una medida que puede suponer una bajada de precios efectiva.

En el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2023 no se incluye ningún cambio en la fiscalidad de los alimentos.