Consumo de cigarrillo electrónico en jóvenes. Efeagro/ Borja García López

LA REGULACIÓN DEL VAPEO ENFRENA A GOBIERNO Y ASOCIACIONES

Regulación del vapeo, ¿una puerta al mercado negro y su consumo en jóvenes?

Publicado por: EFEAGRO/ Celia Arcos 12 de septiembre de 2022

La intención del Gobierno de equiparar de forma progresiva los cigarros electrónicos con nicotina al tabaco ha provocado en el sector el temor a la aparición de un mercado negro que facilite el acceso a este producto a los más jóvenes.

El anteproyecto de ley, aprobado el pasado mayo en el Consejo de Ministros, tiene como objetivo regular la venta exclusiva de los cigarrillos electrónicos en estancos en un plazo de cinco años, a través de la red de expendedurías de tabaco y timbre del Estado.

Sin embargo, la posición de las asociaciones del vapeo es contraria a este proyecto ya que consideran que, relegar la venta del cigarrillo electrónico -con especial atención en los desechables- daría pie a la aparición de un mercado negro.

Actualmente, solo el País Vasco ha puesto en marcha las medidas que plantea la ley y equipara, desde hace el 2016, al vapeo con nicotina las mismas restricciones que al tabaco; en el resto del país, el consumo de este producto no está prohibido ni en bares, restaurantes y locales de ocio.

La portavoz de la Asociación Española de Usuarios de Vaporizadores Personales (Anesvap), Ángeles Muntadas opina, en declaraciones a Efeagro, que equiparar a nivel nacional el cigarrillo electrónico con nicotina con el tabaco, dará pie a la aparición del "mercado negro", que afectaría con mayor incidencia a los jóvenes.

Para el Ministerio de Sanidad, las cifras del vapeo en los jóvenes son "preocupantes": el 21,7 % de los adolescentes de 15 años lo consumió en 2021 tanto con nicotina como sin ella, una cantidad que asciende a los 17 años, cuando son el 27,7 % los que admiten vapear también con y sin nicotina.

Los datos se desprenden de la última encuesta elaborada el pasado año por el Ministerio de Sanidad sobre el Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias en España y que detecta "una relación entre el consumo de tabaco y los cigarrillos electrónicos".

En los diferentes periodos temporales analizados, más del 77 % de los estudiantes que han fumado tabaco reconocen haber vapeado.

Unas cifras que no comparten las asociaciones ya que, la Anesvap defiende la teoría de que el vapeo puede servir como una vía para reducir el consumo de tabaco y no, como otras entidades y datos apuntan, como puerta de entrada a él.

El 21,7 % de los adolescentes de 15 años consumió cigarrillo electrónico en 2021 tanto con nicotina como sin ella

Esta opinión la comparte el presidente de la Unión de Promotores y Empresarios del Vapeo (Upev), Arturo Ribes y va más allá al afirmar que "si se traslada el vapeo a los estancos" se llegará a las tasas de consumo de tabaco tradicional.

Muntadas defiende que España es "de los países de la Unión Europea que menos consume" y anima a las instituciones, en concreto al Ministerio de Sanidad, a tomar el ejemplo de otros países como Reino Unido que ha dirigido sus campañas a promocionar este producto como menos nocivo.

Un hombre expulsa vapor por la boca durante la feria "Vapevent Trade Show" de Nueva York. Efeagro/Alba Vigaray
Un hombre expulsa vapor por la boca durante la feria "Vapevent Trade Show" de Nueva York. Efeagro/Alba Vigaray

Para el portavoz de la Uvep, el "único punto en común" que comparten el cigarrillo electrónico y el tradicional es que puede suministrar nicotina de forma similar, pero en este primero es el consumidor el que decide las cantidades.

Defiende que, desde que entró el vapeo en España, "se han desarrollado unas pautas muy concretas" para vender este producto al público adulto, algo que se podría tambalear, según su opinión, si se llevasen a cabo las regulaciones que pretende el Gobierno.

El boom de los desechables

No estarían exentos de su circulación por ese mercado negro que vaticinan los vapeadores los cigarrillos desechables, un producto de un solo uso que dispensa alrededor de 600 caladas y que ha ganado popularidad entre los jóvenes en los últimos meses.

Sobre ellos ponen el foco debido a su "fácil" acceso en lugares como discotecas, bares y tiendas; lugares donde no están prohibidos y que los jóvenes frecuentan.

Por otro lado, el responsable del área de prevención y promoción de la salud de la Asociación Española Contra el Cáncer, Sebastián del Busto, (perteneciente al Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo) reconoce la situación y sostiene que el vapeo está "muy poco regulado".

A diferencia de los empresarios y promotores del vapeo, del Busto apoya las medidas del Gobierno y defiende que su aplicación "ayudaría a reducir el consumo" en los jóvenes a la vez apunta al uso del cigarrillo electrónico como una puerta de entrada al tabaquismo.

Dos posiciones encontradas, la del Gobierno y los industriales y consumidores del vapeo, que buscan consenso en el consumo de un producto hasta hace poco desconocido, pero que ahora copa el aire del ocio nocturno de los jóvenes.

Secciones : Actualidad