Estatua de la libertad, símbolo de Nueva York. Foto: EFE

Estatua de la libertad, símbolo de Nueva York. Foto: EFE

LITERATURA VIAJERA

Volver a Nueva York con sólo abrir un libro

Publicado por: CARMEN DE ÁGUEDA 30 de agosto de 2013

Hay viajes, y ciudades, que nos dejan con ganas de más. Nueva York es uno de esos destinos para los que no basta una visita. Cine y literatura nos ayudan a trazar el viaje de regreso a sus calles y sensaciones. Por eso, esta semana hemos recopilado tres libros con los que recuperar la fascinación neoyorquina, aunque sea a través de la imaginación.

De vuelta a casa, es momento de tirar de recuerdos para construir la memoria de lo que hemos visto en nuestro viaje. En este caso, Nueva York da para una larga reflexión acerca de su pasado, presente y futuro.

En Manhattan: La historia secreta de Nueva York (en LUNWERG a partir de octubre), Russell Shorto desmonta el mito del origen de la isla -cuenta la leyenda que los colonos holandeses pagaron a los nativos americanos 24 dólares a cambio de Manhattan allá por 1626- y narra la experiencia de sus primeros conquistadores.

El punto de partida de la exhaustiva investigación realizada por Shorto son los registros holandeses del siglo XVII , que permiten recrear el drama humano en que se tradujo la fundación de la colonia.

Un testimonio casi de primera mano del origen holandés de lo que hoy conocemos como la Gran Manzana.

Olor a postres neoyorquinos

Este verano, el último grito en postres neoyorquinos ha sido el cronut (un híbrido entre cruasán y doughnut); sin embargo, son otras las recetas que han conseguido ganarse con el tiempo un hueco en el reputado Olimpo de los postres típicos de Nueva York.

Cupcakes, un clásico que ha dado lugar a variantes como los cakepops. EPA/Nic Bothma.
Cupcakes, un clásico que ha dado lugar a variantes como los cakepops. EPA/Nic Bothma.

Un dulce en Nueva York nos traslada hasta casa las recetas de las delicias que se pueden degustar habitualmente en esta gran ciudad.  Cinnamon rolls, muffins, magdalenas y pancakes son los argumentos de esta publicación para animarnos a convertir nuestra cocina en el obrador de una pastelería neoyorquina.

Los desayunos, meriendas y, por supuesto, el brunch cobrarán un aire más cosmopolita con esta recopilación de recetas en las que también pueden colaborar los peques de la casa.

Nueva York como escenario literario

Para terminar nuestro repaso de lecturas neoyorquinas, un toque de ficción de la mano del autor británico Henry James y su Washington Square (reedición de Austral).

La novela hace un ácido análisis de la clase media neoyorquina de las últimas décadas del siglo XIX a través de las relaciones de sus protagonistas: un distinguido médico, su hermana, su hija y el pretendiente de la joven.

James hace gala de un estilo de "novela psicológica", precursor de lo que harán posteriormente otros autores como James Joyce o Virginia Woolf.

Secciones : El mundo Turismo
Corus Consulting

15 años de experiencia en tecnologías de alto valor añadido. Presencia internacional en España, México, USA, Colombia, Perú, Chile y Filipinas.