BIG DATA Y NUEVAS TECNOLOGÍAS

El sector agroalimentario "se engancha" a la nueva revolución digital

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina ha destacado hoy el interés de su Departamento y de todo el Ejecutivo en la "agenda digital" y, especialmente, en universalizar el acceso de fibra óptica y cobertura "4G" a las zona rurales.

EN ANDALUCÍA

Inteligencia artificial para prevenir la mosca del olivo

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha puesto en marcha este mes, por segundo año consecutivo, una experiencia piloto cuyo objetivo es disponer de un modelo predictivo que anticipe la evolución de la plaga de la mosca del olivo aplicando técnicas de Inteligencia Artificial (IA).

Macrodatos en pesca, mayor eficacia de las inspecciones

El "big data" reforzará el control de la flota pesquera

La inteligencia de datos, también conocido como "big data", permitirá reforzar el control de la flota pesquera y la eficacia de las inspecciones. La idea es analizar todos los macrodatos en este ámbito e integrarlos en un sistema inteligente que genere mayor eficacia en los controles.

Las TIC se implantarán de forma paulatina

Las cooperativas, esenciales en la digitalización del campo

La revolución 4.0 llegará también al campo, pero no se implantará con tanta rapidez como en otros sectores. De ahí que serán las cooperativas agroalimentarias las que jueguen un papel clave en la digitalización del agro y en su difusión entre los pequeños productores.

Aportará 29 millones de euros

Alemania apoyará el desarrollo de la agricultura 4.0

El Gobierno germano lo tiene claro: la agricultura 4.0 conseguirá mejorar la automatización de los procesos productivos, así como incrementar la rentabilidad de las explotaciones. Por ello, fomentará el desarrollo de innovaciones tecnológicas dirigidas al agro y enmarcados en su programa "Big Data en la Agricultura".

Objetivo 4.0 para el campo

Atraer al pequeño productor al terreno de la digitalización

La digitalización del campo ha comenzado. Nuevas tecnologías, aplicaciones, dispositivos para mejorar el rendimiento de las explotaciones están ya en manos de grandes empresas agroalimentarias o cooperativas, pero queda pendiente llegar al pequeño agricultor.