Cerveza artesana y ecológica la Gabarrera. Foto cedida por la compañia

Cerveza con certificado ecológico, inclusiva y social en la sierra madrileña

Publicado por: EFEAGRO/Nerea Díaz 18 de julio de 2022

La cerveza Gabarrera es la única en la Comunidad de Madrid con certificado ecológico de la Unión Europea y, además, está comprometida con la inclusión social y con la idea de promulgar la cultura y el ocio en el rural, concretamente en el municipio de Becerril de la Sierra.

Mónica Somacarrera Molina y su marido comenzaron su este proyecto de emprendimiento hace siete años para después convertirla en una cooperativa social y de inclusión de la que también son dueños también otros tres jóvenes de 22 años.

Estos tres jóvenes adultos han sido formados por la pareja como maestros cerveceros que, además, luchan por dignificar la cultura y el ocio del rural con conciertos y poesía.

Es una cerveza "eco" que cuenta con el certificado europeo lo que comprende las materias primas, sin químicos, pero también los envases que la almacenan y el procesado, en una cadena de montaje que pasa una auditoría anual para poder lucir este distintivo, explica en una entrevista a Efeagro, Mónica Somacarrera.

Además de producir una malta de primera calidad, la Gabarrera tiene cinco variedades con nombres de ríos y montañas para poner aún más en valor las localizaciones del entorno de la Sierra de Guadarrama.

4 (+ 1) variedades

Desde la fabricación más sencilla a la más compleja; la Peñalara, es una cerveza muy agradecida para el verano con poco alcohol, a la que le sigue la Siete Picos, de estilo inglés, con una malta y fabricación específica de cuatro lupulizaciones.

Y como para gustos, variedades, aquí no acaban, la Samburiel, con dos maltas y cinco lupulizaciones de carácter tostado y que "es una de las que más gusta al público de la Gabarrera", puntualiza la emresaria.

Variedades de la cerveza ecológica de la Gabarrera. Foto cedida por la compañía.

A continuación la Maliciosa es una ipa estilo americano que tiene aromas a mango y maracuyá que también cuenta con cuatro lupulizaciones y para ese toque especial tiene una lupulización extra en el fermentado en frío.

Para terminar, una variedad que solo fabrican en invierno, la Barranca, en honor al nombre del valle homónimo, es una cerveza de trigo oscura, negra, ya que tiene manta chocolate y es muy fácil de beber con 4,5 grados.

Un bar con productos de la sierra

Además de su labor social y medioambiental, el equipo trabaja para fomentar el consumo de proximidad, pues en sus instalaciones cuentan con un bar en el que se sirven sus cervezas y productos de la zona.

No hay perritos calientes ni hamburguesas, pero sí queso y diversos embutidos de la Sierra de Guadarrama.

Empresaria rural

Cada vez es más común ver a mujeres rurales emprendiendo en sus propias empresas y proyectos, sin embargo sigue siendo una brecha a trabajar porque "el mundo rural es más complicado para todo que una ciudad y si ya eres mujer y empresaria se complica más aún" detalla la cervecera.

"Tenemos que demostrar con creces lo disponibles que estamos", lamenta.

Es así como esta emprendedora y su cooperativa luchar por romper los estigmas que se hacen aún más patentes en el mundo rural, con una receta que tiene en la cultura cervecera su ingrediente principal, aderezada con inclusión social y comercio de proximidad y maridada con el respeto a las tradiciones y a la cultura de los pueblos de la sierra madrileña.