Nadar entre delfines, una opción para pasar unas vacaciones diferentes. ORIGINALIA.ES

Nadar entre delfines, una opción para pasar unas vacaciones diferentes. ORIGINALIA.ES

OTROS DESTINOS

Delfines, carretera y una dosis de Historia

Publicado por: CARMEN DE ÁGUEDA 8 de marzo de 2013

¿Qué tienen en común una ruta en moto por Cantabria, una visita a los lugares que recorrió Jesús y una escapada que permite nadar entre delfines? Aunque parezcan dispares todas estas propuestas animan a pasar una Semana Santa diferente.

En familia o en pareja: pasar una Semana Santa original y diferente es posible. Y si no, basta con echar un vistazo a la propuesta de páginas como Originalia, que recopila planes que se salen de lo habitual para que cada escapada sea única.

Un ejemplo de este tipo de aventuras tan excepcionales es la posibilidad de combinar una escapada a un lugar tan atractivo como el Algarve portugués con el recuerdo inolvidable de nadar entre delfines.

Acariciar su piel, jugar con ellos -no olvidemos que los delfines son los animales más sociables del mundo marino- y hasta bailar al son de sus aletas  componen la propuesta de esta actividad en el Parque Zoomarine.

En pareja, la propuesta se completa con pequeños detalles como una cena para dos, una sesión de spa y masaje de 30 minutos.

Si se viaja con los peques de la casa, el plan tampoco desmerece. Se puede visitar el área de recreo del parque acuático con piscina, una "peque montaña rusa", noria y toboganes de agua. De vuelta al hotel, los adultos pueden relajarse en el spa mientras los niños se divierten en la piscina y, tras una jornada tan ajetreada, se puede acabar el día con una cena sin moverse del hotel.

La diversión no se acaba con la visita al parque acuático. El Algarve, al suroeste de Portugal y a una hora en coche desde Huelva, sorprende por la combinación de playa y montaña, por la mezcla de los azules y dorados del mar y los verdes del bosque mediterráneo.

Nadar entre delfines y disfrutar de los contrastes del Algarve portugués, garantía de una Semana Santa diferente

Un paseo por el laberinto de calles y escaleras del interior algarvío nos lleva a descubrir los rincones de la más tradicional gastronomía portuguesa con platos  con el pescado y el marisco de la zona como protagonistas y recetas tan atractivas como una caldeirada de pescado, la cataplana de almejas y hasta cocidos de legumbres y coles típicos de la sierra portuguesa.

Y como telón de fondo, la arquitectura de las casas encaladas, con sus distintivas chimeneas y los campanarios de las iglesias, testigos de la historia de la zona.

Su clima mediterráneo y las numerosas actividades al aire libre (golf, senderismo, escalada...) invitan a conocer la zona prácticamente en cualquier época del año.

Quienes deseen ir un paso más allá, también existe la opción de nadar... entre atunes. Aunque en este caso habría que cambiar el Atlántico por el Mediterráneo.

Tras los pasos de Jesús

Una Semana Santa diferente, pero que condense toda la esencia del recogimiento y espiritualidad que envuelven a esta fiesta. Es la propuesta de Israel, lugar en el que transcurrió la llamada Pasión de Cristo, que permite recorrer el camino realizado por Jesús desde que fue condenado por Poncio Pilatos hasta el Gólgota por la Vía Dolorosa.

A lo largo de catorce estaciones, el visitante puede recorrer no sólo el mismo camino que hizo Jesús hasta la cruz, también los puntos más emblemáticos de la Jerusalén Vieja.

Los edificios de piedra se elevan a ambos lados del recorrido y unas escaleras, que se antojan interminables, ascienden por los mismo peldaños que también subió Jesucristo.

En Jerusalén, el camino recorrido por Cristo tras ser condenado por Pilatos se mantiene intacto, casi como lo conocieron los primeros cristianos

Desde el Pretorio, donde Pilatos condenó a Jesús y comienza el Vía Crucis, el viajero puede seguir  las catorce estaciones, marcadas con las mismas piedras que señalaron los primeros cristianos como parte de este recorrido. Cada estación tiene su historia: las caídas de Jesús, agotado por el peso de la cruz, cuando Cristo habla a las mujeres de Jerusalén y, por último, las estaciones de la crucifixión y el entierro, en la antigua Iglesia del Santo Sepulcro.

Más allá de la celebración de la Semana Santa, Israel y, en concreto, la ciudad de Jerusalén, acogen piezas esenciales para reconstruir la historia de la humanidad. El Muro Occidental, el Domo de la Roca o la Ciudad de David son solo algunos de los monumentos que presenciaron en primera persona importantes capítulos del devenir del hombre.

A dos ruedas

Son muchas las páginas y recursos de internet que ofrecen distintas alternativas para aprovechar la libertad que ofrece la moto como medio de transporte y disfrutar de inimaginables recorridos. Pero cuando estamos de vacaciones a veces preferimos que nos lo pongan fácil y decidimos optar por viajes programados sin renunciar a la agilidad y libertad de accesos que ofrece la moto.

Con ese objetivo, portales como Cantabria en Moto ofrecen distintas rutas, en función de los días de que se disponga para visitar la zona -3 días, 8 ó propuestas personalizadas-, con la experiencia de un guía que acompaña a cada cuatro moteros, hoteles de 3 a 4 estrellas y los mejores exponentes de la gastronomía cántabra.

Comillas, Santillana del Mar o San Vicente de la Barquera: Cantabria más cerca a lomos de una moto

Olvidarse de la preocupación que siempre supone encontrar un alojamiento de calidad en una zona que no se conoce y conducir la moto sin la pesadez de llevar el equipaje encima -un servicio de transporte se encarga del mismo- son algunas de las ventajas que conllevan este tipo de agencias.

En tres días -para aprovechar los festivos de Semana Santa- se pueden recorrer los Picos de Europa -en una ruta que sale de Santillana del Mar y hace paradas en localidades como Potes o Carmona-, la zona de costa cántabra -San Vicente de la Barquera, Comillas...- o un trayecto que lleva hasta la provincia de Burgos para ver los cañones del Ebro.

La selección de las carreteras para disfrutar al máximo de los paisajes cántabros, las paradas para hacer fotos o para volver a recorrer alguno de los puertos más intensos sobre dos ruedas y la ocasión de ver tanto en tan poco tiempo son algunos de los atractivos de esta propuesta que a buen seguro dejará un recuerdo imborrable.

Secciones : Turismo Viajero
Corus Consulting

15 años de experiencia en tecnologías de alto valor añadido. Presencia internacional en España, México, USA, Colombia, Perú, Chile y Filipinas.