Imagen del artista en una exposición de 2004 con motivo de su centenario. EFE/Julián Martín.

Imagen del artista en una exposición de 2004 con motivo de su centenario. EFE/Julián Martín.

CULTURAL

Descubriendo a Dalí, el artista de las paradojas

Publicado por: MILA TRENAS / PILAR SALAS 26 de abril de 2013

Los tres depositarios principales de la obra de Salvador Dalí, se han unido para organizar en Madrid una de las muestras más completas que permitirán descubrir, un poco más, al artista ampurdanés a través de 200 de sus obras.

No hacen falta muchas excusas para visitar Madrid, pero si además se cuenta con el aliciente de una de las retrospectivas dedicadas al genio del surrealismo Salvador Dalí más completas de los últimos tiempos, es hora de ir preparando el viaje.

La colaboración entre la Fundación Gala-Salvador Dalí, el museo Dalvador Dalí de San Petersburgo (Florida) y el Museo Reina Sofía ha hecho posible esta exposición que abre sus puertas al público el 27 de abril con el objetivo de revalorizar al Dalí pensador, escritor y creador de una particular visión del mundo.

El comisario general Jean-Hubert Martin y los comisarios Montse Aguer, Jean-Michel Bouhours y Thierry Dufrêne han diseñado diferentes secciones formadas, además de por pinturas y dibujos, por material documental, fotografías, manuscritos del propio Dalí, revistas, películas y filmaciones para entender el complejo universo del artista.

Recorrido vital

La exposición comenzará con obras de la primera época en las que predominan los elementos que marcaron su infancia, como la familia, con "Retrato de mi padre" o "Muchacha en la ventana", y el entorno que le rodeó en estos años plasmado en "Acantilados" o "Paisaje de Cadaqués".

Su llegada a la Residencia de Estudiantes de Madrid a finales de 1922 y su encuentro con Federico García Lorca y Luis Buñuel, con quien colaboró en la película "Un perro andaluz", entre otros, le relaciona con la Generación del 27, que agrupa poetas, escritores, pintores y cineastas.

En ese momento Dalí se inspiraba cada vez más en las vanguardias coqueteando con diferentes ismos como el cubismo, el fauvismo o el futurismo, destacan los organizadores.

El imaginario colectivo desarrollado en la Residencia se refleja en los numerosos dibujos de la serie "Putrefactos", de mediados de los años 20. Entre otras importantes obras, se podrá ver también el emblemático "Retrato de Buñuel" o la "Academia neocubista".

Autorretratos

La visión que Dalí tuvo de si mismo y la que construyó en diferentes momentos de su vida se podrá descubrir en "Autorretratos". Desde su autorretrato con cuello rafaelesco u otro cubista, hasta el film realizado en 1966 con Jean-Christophe Averty "Autoportrait mou de Salvador Dali".

En un momento presurrealista, con influencias de Masson, Bataille, Miró y Picasso, Dalí realiza obras como "Asno podrido" (1928) o "Carne de gallina inaugural".

Parte central de la exposición será la etapa surrealista y en concreto el método paranoico-crítico desarrollado por el artista como mecanismo de transformación y subversión de la realidad, con grandes obras como "El Gran Masturbador", "La persistencia de la memoria", "Guillermo Tell" o "El Espectro del Sex-Appeal".

 El método paranoico-crítico desarrollado por el artista como mecanismo de transformación y subversión de la realidad centran parte de la exposición

La exposición dedicará secciones específicas a la relectura que el artista hizo del Angelus de Millet; al surrealismo después del 36, con objetos como el "White Aphrodisiac Telephone" o "Veston aphrodisiaque"; y al tema de la guerra, con óleos como "Premonición de la guerra civil" (1936) o "El rostro de la guerra" (1940).

El recorrido incluye también treinta de los dibujos originales que sirvieron para ilustrar el libro "La Vida Secreta de Salvador Dalí", de los años cuarenta, para pasar a los trabajos relacionados con su experiencia en Estados Unidos, en la que revaloriza la teatralidad de su obra.

Es el momento de proyectos cinematográficos experimentales y de los relacionados con Hitchcock (Spellbound) y Walt Disney (Destino).

El periodo místico-nuclear, marcado por la Segunda Guerra Mundial y la catástrofe nuclear de Hiroshima y Nagasaki, estará representado por obras como "Cabeza rafaelesca estallando" o "La máxima velocidad de la Madonna de Rafael".

La obra de Dalí es además un repaso por la Historia del s. XX con obras como "Cabeza rafaelesca estallando", metáfora de la II Guerra Mundial

A partir de los años 60 y hasta el final de su creación, el artista experimentó lenguajes de futuro, con obras como "Dalí de espaldas pintando a Gala de espaldas eternizada por seis córneas virtuales provisionalmente reflejadas en seis verdaderos espejos" o su última obra "Cola de golondrina y violonchelos", sin dejar de mirar a los grandes maestros o a su propio mundo como en "A la búsqueda de la cuarta dimensión".

Además de las ya mencionadas, han contribuido con excepcionales préstamos instituciones como el MoMA (Nueva York), con "La persistencia de la memoria"; el Philadelphia Museum of Art, con "Construcción blanda con judías hervidas"; la Tate Modern con "Metamorfosis de Narciso" o los Musées Royaux des Beaux-Arts de Bélgica de donde vendrá "La tentación de San Antonio".

Tintes gastronómicos

"La persistencia de la memoria", "El momento sublime" o "Los deseos insatisfechos" se pueden disfrutar también con el paladar. Éstas y otras obras de Salvador Dalí se han convertido en platos de la mano de cuatro cocineros del Ampurdán que han transformado su arte surrealista en un placer culinario.

Es un homenaje a un "grand gourmand" que reflejó en algunas de sus obras su hedonismo gastronómico, un menú del que sus autores creen que el prolífico y polémico artista se sentiría satisfecho.

Menú inspirado en Dalí. RV EDIPRESS.
Menú inspirado en Dalí. RV EDIPRESS.

El Hotel Westin Palace de Madrid presenta este menú para cenas en el que el comensal puede buscar los paralelismos entre la obra de arte pintada y la cocinada.

Los cocineros gerundenses Marc Gasgons (Els Tinars), Quim Casellas (Casamar) -ambos con una estrella Michelin-, Vicenç Fajardo (La Plaça) y Jordi Garrido (Mas de Torrent), miembros del colectivo gastronómico Cuina de L'Empordanet, han diseñado un menú inspirado en algunos de sus cuadros más representativos, con productos de temporada por los que Dalí mostró devoción.

Un punto de humor, trampantojos y la base de la cocina catalana tradicional puesta al día sustentan una propuesta que integran entrantes como Huevos al plato (sin el plato), Miniatura de cerdo y Autorretrato blando con bacon frito, a los que siguen un ejemplo renovado de la culinaria de mar y tierra del Ampurdán como es La persistencia de la memoria, con cigalas y carne de matanza.

 

Secciones : España Turismo
Corus Consulting

15 años de experiencia en tecnologías de alto valor añadido. Presencia internacional en España, México, USA, Colombia, Perú, Chile y Filipinas.