El luminoso, en su nueva ubicación. Foto: González Byass

El luminoso, en su nueva ubicación. Foto: González Byass

EL LUMINOSO BRILLA DE NUEVO TRAS UNA LARGA ESPERA

La Puerta del Sol da la bienvenida de nuevo al ilustre "Tio Pepe"

Publicado por: EFEAGRO 9 de mayo de 2014

El Luminoso de Tío Pepe ya brilla en Puerta del Sol, 11. Tras tres años lejos de su histórica ubicación, este “Sol de Andalucía” vuelve a resplandecer en el cielo de Madrid, tras diferentes trabajos de restauración de las letras y la botella y aligeramiento de su estructura.

Este icono ha vuelto rejuvenecido y adaptado a las particularidades de su nueva ubicación. Desde que se anunció que el histórico rótulo no volvería a su anterior ubicación, González Bass recibió numerosas propuestas para ubicarlo en el entorno de la Puerta del Sol.

Este proceso comenzó con el asesoramiento técnico de las posibles reubicaciones en esta céntrica plaza madrileña y el desarrollo del proyecto y obra en Puerta del Sol, 11, la ubicación ideal, según explica la compañía.

La estructura del luminoso se ha aligerado de peso (el luminoso actual pesa 24 toneladas, incluidas las letras, frente a las 70 de antaño). Además, se ha diseñado una plataforma que abraza la estructura del edificio donde se ubica, que data de 1880 y que cuenta con protección estructural, y absorbe el peso. El resultado, una estructura de acero con perfiles tubulares más ligera.

Concluidas estas labores de la cubierta y estructura, se inició la restauración completa de las letras genuinas del rótulo del luminoso. Esta fase comenzó con el proceso de lijado de las letras y la botella, evaluando los daños sufridos en el rótulo y eliminando golpes y abolladuras. Varias de ellas tenían en algunas zonas un grado de corrosión bastante grande, por lo que la manipulación fue muy lenta.

Autoridades, tras el encendido del luminoso. Foto: González Byass
Autoridades, tras el encendido del luminoso. Foto: González Byass

En el caso de las letras de "González Byass" y "Sol de Andalucía", al estar fabricadas en zinc, un material que no se utiliza en la actualidad, tuvieron un tratamiento especial, con una cabina de chorro de arena y soldaduras con estaño. Y en el caso de la botella, tras quedar limpia de daños y abolladuras, fue pintada por un pintor especializado en este trabajo manual. Finalmente, se concluyó con la instalación de los neones.

Este proceso culmino con el encendido del Luminoso de Tío Pepe durante la tarde noche de ayer. "Las muestras de afecto y el apoyo espontáneo generadas han demostrado que Tío Pepe es un icono de todos y para todos", matizan desde la compañía vitivinícola española.

agroformacion

sdfsd788999HDY