Vecinos de La Palma del Condado (Huelva) compran agua embotellada. EFE/IVAN QUINTERO

AGUA CONSUMO

La venta de agua envasada aumenta por el calor pero no evidencia un impacto de la sequía

Publicado por: EFEAGRO 19 de agosto de 2022

La demanda de agua mineral envasada se ha incrementado desde el pasado mes de abril debido a las fuertes olas de calor y a la reactivación del turismo, sin que de momento haya datos que corroboren que la sequía y los cortes del suministro público de agua estén incidiendo en las ventas.

Así lo han expresado a Efeagro fuentes de la Asociación Nacional de Empresas de Aguas de Bebida Envasadas (Aneabe), que señalan que por las altas temperaturas "la temporada de verano se ha adelantado este año" y que, por ello, se consume más agua, aunque no disponen aún del dato exacto del incremento experimentado.

No obstante, recalcan que lo de este año "no es una tendencia inusual", ya que ocurre siempre en épocas de altas temperaturas y que, con respecto a otros veranos, "aún queda recorrido para alcanzar las cifras de producción previas a la pandemia".

Respecto a si las ventas de agua envasada se están viendo impulsadas por el momento de sequía que vive España y por los cortes y restricciones de suministro que se dan en algunas zonas del país, desde Aneabe han comentado que no tienen datos que demuestren esta influencia en el aumento del consumo de agua mineral.

"Las restricciones son puntuales y no tienen prácticamente incidencia en las ventas. El aumento de la demanda se debe al calor y la necesidad de una buena hidratación", ha afirmado la asociación.

Según datos aportados por Aneabe, el consumo de aguas envasadas en España es de 0,32 litros por al día por habitante, mientras que el consumo medio de agua del grifo en España alcanza los 163 litros al día por habitante, la mayor parte destinados a higiene personal y limpieza del hogar.

LA SEQUÍA NO AFECTA A LA PRODUCCIÓN DE AGUA ENVASADA

Aneabe ha apuntado también que las empresas que conforman la asociación no están teniendo problemas de producción a causa de la sequía porque "la relación puntual" de este fenómeno con el agua envasada "carece de relevancia".

"Las restricciones del agua de abastecimiento público en épocas de sequía no tienen influencia en la producción de aguas envasadas. Las aguas minerales tienen un origen subterráneo, por lo que los efectos meteorológicos excepcionales, como la sequía, no tienen incidencia ni una relación inmediata causa/efecto con el nivel de los acuíferos subterráneos, ni con la producción de agua mineral", ha indicado.

La asociación ha explicado que "la recarga de los acuíferos de aguas minerales se produce a lo largo de períodos muy largos de decenas de años, por lo que el fenómeno puntual de unos niveles de lluvia o precipitaciones más bajos de la media anual poco puede afectar a los acuíferos subterráneos, cuyo balance hídrico compensa años secos con años lluviosos".

Una mujer coge una botella de agua embotellada. EFE/ Brais Lorenzo

Según datos de la asociación, las aguas envasadas en España representan sólo el 0,03 % de los recursos hídricos subterráneos disponibles en el país y el volumen de agua mineral consumida en un año en España es menos de lo que evaporan los pantanos españoles en un día.

Finalmente, Aneabe se ha pronunciado también en relación al actual contexto de inflación e incremento de precios de las materias primas, la energía y los combustibles, y ha dicho que el agua envasada "es uno de los productos con menor margen comercial".

"Las empresas de aguas minerales están realizando un gran esfuerzo para no trasladar a los consumidores el aumento de los costes de producción a través de medidas de eficiencia. La inflación y los costes de las materias primas, la energía y los combustibles pueden lastrar toda la actividad industrial española", ha concluido.