Un joven cajero pasa los artículos de varios clientes en un supermercado de la cadena española Mercadona que es líder en el mercado.

Una tienda de Mercadona. Efeagro / Manuel Bruque

Mercadona dejará de elaborar pan y continuará con proveedores locales

Publicado por: agro 28 de septiembre de 2022

La compañía de supermercados Mercadona ha anunciado este miércoles su decisión de dejar de elaborar pan progresivamente en los almacenes de sus bloques logísticos, una categoría con la que después de cuatro años de pruebas cuenta ya cuenta con 20 proveedores.

En un comunicado, ha detallado que el objetivo de Mercadona al adoptar esta medida es reforzar la calidad de su categoría de pan y optimizar los procesos de fabricación para generar una mayor eficiencia y rentabilidad.
El pan es la única categoría que fabrica de forma propia en las diferentes líneas existentes en los almacenes de algunos de sus bloques logísticos, ha explicado.

Ahora, Mercadona reforzará su colaboración con proveedores especialistas locales en esta categoría para seguir ofreciendo "la máxima calidad al precio más bajo posible".

Un proceso de cuatro años

El proceso se inició en 2018 con un proyecto piloto con la colaboración de varios proveedores especialistas que asumieron la producción de más de 20 millones de kilos al año de pan de especialidades como el pan de leche, pulguitas o integrales.
Tras esta prueba, la compañía ha incorporado paulatinamente a más proveedores locales a la estrategia, como por ejemplo Valero, que elabora el 'pan payés' en Cataluña desde 2021 o PandeCan, que fabrica pan de millo y matalahúva en Canarias desde principios de 2022.
Cuenta también con Mondat, proveedor andaluz, que elabora el "bocadillo integral" desde hace unos meses.
Según Mercadona, todos ellos han contribuido gracias "a su conocimiento más profundo del proceso y a una mejor gestión de las materias primas", a impulsar la competitividad de esta categoría.
El plan de Mercadona, que tiene 20 líneas de pan ubicadas en ocho de sus bloques logísticos, es seguir sustituyendo progresivamente su producción propia de pan hasta finalizar con la implantación de los nuevos proveedores especialistas.

Proveedores de pan de Mercadona. Imagen cedida por la firma.

Sin afección para la plantilla

Ha aclarado que esta medida "no afectará en ningún caso" a las 650 personas de la plantilla que actualmente trabajan en las líneas de panificación, que se irán reubicando conforme se vaya implementando la estrategia, tal y como ha sido informada la representación legal de los trabajadores.
El movimiento también implicará liberar espacio en los bloques logísticos y les permitirá centrarse en sus actividades ordinarias de recepción, almacenaje y expedición de productos.
La directora general de fabricación de pan, Ariana González, ha asegurado que casi cuatro años de "trabajo y colaboración conjunta" con los proveedores han servido para analizar y mejorar esta estrategia.
Una vez confirmadas las mejoras de calidad y eficiencia "previstas" han apostado por el cierre gradual de todas las líneas de pan y permitirá a la compañía centrarse "en lo que mejor sabemos hacer: ofrecer un surtido eficaz de la máxima calidad y al precio más bajo posible", ha concluido.