Tratamiento de la aceituna en una almazara toledana. Efeagro/Ismael Herrero

Residuos de almazara para reducir los niveles de arsénico y cadmio en el arroz

Publicado por: EFEAGRO 9 de junio de 2022

Una investigación conjunta de las universidades de Extremadura (UEx) y Lisboa y el Campus Politécnico de Portalegre ha determinado que el uso combinado del compost de residuos de almazara y el riego por aspersión logran reducir las concentraciones de arsénico y de cadmio en los granos de arroz.

El cultivo tradicional del arroz bajo el sistema de inundación, que consiste en la siembra directa en terrenos inundados de agua, presenta limitaciones en Extremadura en relación a su impacto sobre la productividad y seguridad alimentaria derivadas de la escasez de agua y de materia orgánica, según un comunicado de la UEx.

“Estas condiciones de gran impacto tienden a agravarse en el contexto de cambio climático actual”, ha afirmado el investigador de la UEx Antonio López Piñeiro, que coordina esta investigación, publicada en la revista Science of the Total Environment.

Por lo tanto, es necesario buscar adaptaciones en el caso de cultivos como el arroz, donde el agua “es un recurso fundamental”, de ahí que la UEx tenga como una de sus líneas de investigación la mejora en la eficiencia en el uso de este recurso en este segmento agrario.

Además, este sistema de producción favorece la concentración de diversos metales en los granos de arroz, siendo el arsénico uno de los más problemáticos.

Arroz. Pexels

Uno de los objetivos de la investigación ha sido disminuir de esta forma el arsénico en el arroz sin aumentar los niveles de cadmio.

Para ello, los científicos han utilizado enmiendas orgánicas, un compost que se utiliza para mejorar las propiedades físicas del suelo y de los nutrientes, y que tiene la capacidad de reducir los niveles de cadmio.

A tenor de que Extremadura produce grandes cantidades de aceite de oliva, se ha estudiado “el uso de un compost de fácil acceso y disponibilidad derivado de los residuos de almazara, el compost de alperujo”.

Los resultados del estudio han avalado que el uso combinado del compost de alperujo y el riego por aspersión, en lugar de la tradicional inundación, tienen el efecto de reducir las concentraciones de arsénico y de cadmio.

De esta forma “se ha conseguido hasta cinco veces menos de arsénico y tres menos de cadmio".