Una copa de vino de la DO Ribera del Duero. Efeagro/Cedida por Ribera del Duero

VINO RIBERA DEL DUERO

Ribera del Duero busca seducir a los jóvenes para que su consumidor "no se muera"

Publicado por: EFEAGRO/Rubén Figueroa 17 de diciembre de 2022

"No podemos permitir que el consumidor de Ribera (del Duero) se nos muera", afirma en una entrevista con Efeagro el director general de esta denominación de origen (DO), Miguel Ángel Sanz, que tiene entre sus apuestas de futuro hacer que sus vinos sean atractivos para el público joven.

El otro gran desafío que se ha marcado la DO Ribera del Duero, que este año ha alcanzado su 40 aniversario, es fortalecer uno de sus puntos débiles, la comercialización exterior, y por ello aspira a aumentar sus ventas al extranjero un 25 % de aquí a cinco años.
Para el futuro más inmediato, que estará marcado por cómo responda el consumidor al actual alza de los precios, el presidente de la DO, Enrique Pascual, también presente en la entrevista, confía en que el "valor refugio" que supone la enseña Ribera del Duero les permita seguir batiendo sus propios récords de ventas, como sucedió en 2021.

Ese año, Ribera del Duero vendió más de 100 millones de botellas en España y el resto del mundo, lo que representó un crecimiento del 28 % respecto al año anterior y 12 % más que en 2019, antes de la pandemia, según los datos que maneja la propia DO.
"La situación económica puede afectar, evidentemente, pero también es cierto que las grandes marcas, y Ribera del Duero lo es, en épocas complicadas también son marcas refugio, y Ribera del Duero lo ha demostrado. En la pandemia hemos estado ahí y pensamos que por qué no vamos a seguir estando", comenta Pascual.

MEJORAR LAS EXPORTACIONES

Ese valor de marca es en lo que se quiere apoyar la DO para mejorar sus exportaciones, que el año pasado supusieron el 18 % de sus ventas y que Sanz se ha propuesto aumentar hasta el 25 % en cinco años.
"Es un objetivo a mejorar" que se ha marcado la DO, "exportar y exportar vinos de gran valor", de forma pausada y conscientes de que en volumen no se puede crecer a tasas elevadas pero en valor sí, señala el director general de Ribera del Duero.

Imagen de una bodega de la DO Ribera del Duero.- Efeagro/Cedida por la DO Ribera del Duero

Sanz explica que, debido al éxito que han tenido en España, "muchas bodegas no tenían necesidad de exportar y no se lo planteaban como un objetivo estratégico", de ahí que Ribera del Duero no figure entre las DO que más venden al exterior.
A ello se suma el tamaño de sus bodegas, que no es muy grande y no hay suficiente vino de calidad para atender el mercado exterior sin descuidar el nacional.
"Esos dos elementos, el éxito en España y la dimensión o masa critica para exportar es lo que nos ha ralentizado en el mercado internacional", dice Sanz.

Con la pandemia se comenzó a mirar más al extranjero ante la necesidad de buscar por otros canales de venta y el objetivo es seguir en esa línea pero apostando al valor más que al volumen.
"La estrategia de Ribera del Duero es vender por calidad. Tenemos que ser consistentes en el crecimiento, basándonos en un producto que podamos suministrar de forma constante en el mercado y eso se basa en productos top", expresa Sanz.

REJUVENECER AL CONSUMIDOR

Muy diferente es la situación de Ribera del Duero en el mercado nacional, donde es la segunda DO que más vende.
El objetivo aquí es apostar por los consumidores jóvenes, que van a ser sus consumidores de futuro, comenta Sanz.
"No podemos permitir que el consumidor de Ribera se nos muera, tenemos que rejuvenecer el consumidor", asevera el director de la DO.

Dos jóvenes beben vino de Ribera del Duero durante un evento que la DO organizó en Ibiza en 2021. Efeagro/Cedida por la DO Ribera del Duero

Para llegar a ellos, Ribera del Duero se ha hecho presente en festivales de música y cine como el Sonorama o la Seminci, respectivamente, en los Premios Feroz de cine y televisión y ferias y fiestas de pueblos.
"Siempre llegando a ellos de una forma que hablemos su lenguaje y estando donde ellos están", expresa Sanz.

Lo que no se plantea Ribera del Duero, al menos de momento, es abordar en esta estrategia de acercamiento a los jóvenes el vender vino en lata o elaborar caldos sin alcohol.
"Hay barreras que de momento no se deben de pasar y en un denominación de origen, que se entiende como algo restringido y controlador de la calidad, no vale todo. No es lo mismo una lata que una botella bien vestida", afirma el presidente de Ribera del Duero, Enrique Pascual.