Olivar madrileño. Foto: Juana Banez.

Olivar madrileño. Foto: Juana Banez.

LAS PLANTAS AFECTADAS SERÁN ARRANCADAS

Europa aprueba medidas de emergencia contra la bacteria del olivo

Publicado por: EFE 29 de abril de 2015

Las importaciones y los movimientos de plantas específicas que podrían ser susceptibles de estar infectadas por la Xylella Fastidiosa estarán sujetas a un riguroso control.

Los expertos nacionales de los Estados miembros han aprobado medidas de emergencia para evitar la propagación en la Unión Europea de la bacteria Xylella fastidiosa, que ha matado a miles de olivos en el sureste de Italia, según informó ayer la Comisión Europea. En España no se han detectado casos.

El Comité Permanente de Vegetales, Animales, Alimentos y Piensos (PAFF, por sus siglas en inglés) de la Unión ha dado luz verde a las medidas propuestas por la Comisión, que obligan a los países notificar a Bruselas cualquier nuevo brote de esta bacteria y delimitar rápidamente las áreas afectadas.

Las plantas afectadas se arrancarán

Se establecen también estrictas medidas de erradicación en estas áreas se ponen en marcha, que incluyen arrancar y eliminar las plantas afectadas y todas las plantas en un radio de cien metros, "independientemente de su estado de salud", indicó la Comisión.

Además, las importaciones y los movimientos dentro de la Unión de planteas específicas que podrían ser susceptibles de estar infectadas por la Xylella Fastidiosa de cualquier lugar del mundo estarán sujetas a "estrictas condiciones". En este sentido, se ha impuesto una prohibición a las importaciones de plantas que provienen de Honduras y Costa Rica, "teniendo en consideración el alto riesgo de que estén infectadas por la bacteria".

La bacteria es un organismo perjudicial para olivos y potencialmente peligroso para una amplia gama de otras plantas importantes para la agricultura de la UE, como la vid y los cítricos

En Lecce (Italia) "la erradicación ya no es posible"

En la zona más afectada por la bacteria, en la provincia italiana de Lecce, "donde la erradicación ya no es posible" se podrán aplicar medidas de contención en toda la zona y se mantiene el requisito de eliminar de manera sistemática todas las plantas infectadas y analizar aquellas en un radio de cien metros, en un área de 20 kilómetros cerca a las provincias colindantes de Brindisi y Taranto.

Si desea acceder al contenido completo de esta y otras informaciones del sector agroalimentario, puede abonarse a Efeagro aquí.