Un carro de la compra cargado con productos de comercio justo certificados por Fairtrade. Efeagro/Cedida por Fairtrade

COMERCIO JUSTO

Fairtrade prevé que las ventas de comercio justo en España suban 1 % en 2022

Publicado por: EFEAGRO/Rubén Figueroa 26 de diciembre de 2022

La organización Fairtrade prevé que las ventas de productos de comercio justo que se comercializan con su sello en España suban un 1 % en 2022 respecto al año pasado, en un contexto marcado por la inflación y la incertidumbre económica.

La estimación la ofrece en una entrevista con Efeagro el presidente de Fairtrade Ibérica (España y Portugal), Roberto Ballester, quien precisa que en la previsión de ese dato ya se ha descontado el efecto de la inflación, que a igual o menor volumen de ventas eleva la facturación.

El porcentaje de ventas estimado para 2022 se sitúa en línea con el del año anterior, cuando el importe de los despachos de artículos con sello Fairtrade -el más extendido entre los que certifican el comercio justo en España- alcanzó los 137,4 millones de euros, un 1 % más que en 2020.

El cacao sigue siendo el producto estrella del comercio justo Fairtrade y supone ya más del 60 % de las ventas en España, mientras que el café ha crecido más de un 8 % gracias a la recuperación de la hostelería, destaca Ballester.

Ballester cuenta que este año ve el panorama del comercio justo "con la misma incertidumbre que afecta al mercado en general", y que a Fairtrade esto le afecta "como a cualquier otro sector".

"Los momentos de incertidumbre e inflación son una dificultad, no porque los productos de comercio justo sean más caros sino porque incorporan más variables, más costes. Son productos que llevan incorporados el cuidado del medio ambiente y aspectos sociales", expresa Ballester.

El presidente de Fairtrade incide en que no cree que los artículos de comercio justo padezcan una mayor caída en las ventas que otros por ser más caros y defiende que, en la actualidad, sus precios "son muy competitivos" y no se encuentran a una gran distancia respecto a otros productos.

No obstante, apunta que "psicológicamente la inflación lleva a la gente a buscar los productos de precio más barato" y eso afecta a todas las compañías que tienen un posicionamiento de marca y también a los sellos de comercio justo.

MARGEN DE CRECIMIENTO EN NÚMERO DE CONSUMIDORES

En cuanto a la cantidad de consumidores que hacen una compra responsable, Ballester señala que "la tendencia es creciente" pero que, "siendo realista, en España todavía queda mucho margen de recorrido".

"Entre las personas que manifiestan su voluntad de consumir de forma sostenible y responsable y quienes finalmente ejecutan una compra responsable y sostenible todavía hay una distancia muy grande. Y eso ocurre aquí y en muchos países", explica.

"Tenemos que seguir trabajando para que un producto más sostenible, responsable y justo sea más accesible a más personas, no sólo en precio sino que esté más presente en más sitios para que sea más fácil consumir esos productos", continúa Ballester.

El presidente de Fairtrade Ibérica, Roberto Ballester. Efeagro/Cedida por Fairtrade

En ese sentido, el representante de Fairtrade destaca que cuando una persona compra un artículo con su sello debe saber que está pagando un precio que cubre los costes del productor y le permite llevar una vida digna.

Al margen de eso, Fairtrade aporta "una prima, un extra de precio" que repercute en los beneficios de la comunidad, abunda Ballester.
"Así, no solo aseguramos que el productor, de manera individual, pueda tener una vida justa y decente sino que, además, haya un beneficio para la comunidad en su conjunto", explica el presidente de Fairtrade Ibérica.

INVERSIÓN DE UN MILLÓN DE EUROS EN DIGITALIZACIÓN

Para ser más ágiles y exactos en la medición de este impacto en las comunidades productoras, Fairtrade Internacional, con aportes de todas sus oficinas nacionales y regionales, va a invertir un millón de euros en digitalización, en el marco de su plan estratégico a 2025, anuncia Ballester.

De esta forma, se quiere lograr una trazabilidad completa del artículo desde su origen hasta el consumidor y poder medir mejor el impacto que el comercio justo de Fairtrade tiene en la transformación de las comunidades productoras.
Además, el consumidor podrá conocer de forma precisa cómo su elección transforma la vida de las personas, destaca Ballester.

Fairtrade representa a 1,9 millones de productores y trabajadores en todo el mundo y su sello aparece en más de 37.000 productos certificados como comercio justo.

Los productores son el 50 % del sistema Fairtrade y cuentan con la mitad de los votos cuando la organización, que tiene su sede mundial en Alemania, se reúne en asamblea.

En la actualidad, una de las principales preocupaciones que manifiestan los productores y ante la que Fairtrade está trabajando es el cambio climático, que perjudica sus cosechas, asegura Ballester.

Secciones : Actualidad Comercio