La directora de Business Intelligence, Carmen López. EFEAGRO/Cedida por Just Eat

La matemática tras el "delivery" que engancha a las niñas a la ciencia

Publicado por: EFEAGRO/Celia Arcos 5 de marzo de 2022

Cuando Carmen López, de 43 años, estudiaba en la Facultad de Matemáticas de la Universidad Complutense, se sentía dentro de la "minoría" de mujeres que se atrevían con las ciencias; más de dos décadas después, está detrás de la inteligencia de una empresa de "delivery" y colabora para enganchar cada vez más niñas a la ciencia.

El currículum de la madrileña Carmen López es el de una mujer que, desde que comenzó su carrera en el mundo universitario rodeada de números y hombres, supo que estos factores no serían un impedimento para lograr lo que se propusiera.

Experta en Tecnología y Negocio, ha trabajado en áreas de márketing, comercial y clientes y ha desarrollado su trayectoria a través de los sectores de consultoría, banca, tecnología y distribución mayorista.

Por ejemplo, destaca su paso por la cadena de tiendas de venta al por mayor, Makro, donde lideró y llevó a cabo la implementación de proyectos de innovación relacionados con la transformación digital de la compañía y el "customer journey".

Ahora, esta matemática es directora de Business Intelligence en España de la empresa de comida a domicilio, Just Eat, en la que el "41% de las empleadas son mujeres".

Ahí, se encarga de implementar mejoras en la experiencia de consumidores y restaurantes asociados, también de apoyar la toma de decisiones para la compañía e identificar nuevas oportunidades a través del análisis de datos.

Sin embargo, López defiende en declaraciones a Efeagro que queda "mucho camino por recorrer" y no se refiere precisamente a ampliar su currículum, sino a mejorar la incorporación de las mujeres en los puestos de mayor responsabilidad y en las carreras técnicas.

"Tenemos que creernos capaces", anima la directiva a todas la mujeres

Un cambio de roles que pasa por un cambio de mentalidad

"A veces es difícil manejarse como mujer", explica la directora al hablar sobre cómo es el trabajo en un equipo con una mayoría de hombres.

Según la experiencia que relata, la diferencia entre hombres y mujeres se basa en una actitud más receptiva para la "escucha" y con mayor tendencia a "evitar conflictos" por parte de las mujeres.

Por ello, López explica que, en ocasiones en las que hay un debate o se tiene que dar la opinión ve como ellas tienden más al silencio.

"Tenemos que creernos capaces", anima a todas la mujeres a la vez que sostiene que "esta forma de ser" también puede aportar mucho en el ámbito de trabajo.

Para López, algunos de los puntos fuertes de ese lado femenino son la capacidad de trabajo en grupo, la gestión del lado más personal y la forma de involucrarse con el equipo.

Incidir en la infancia para lograr la igualdad

En este sentido, plataformas como en las que trabaja en la que abunda, según detalla, un perfil de trabajadores más "joven" y "tecnológico", son una oportunidad para fomentar la paridad en el ámbito laboral: “Para mí ha sido un cambio cultural, el ambiente que se respira es muy diferente”, confiesa.

Precisamente para promover esta paridad desde la raíz, la madrileña forma parte de un proyecto educativo de la Fundación Asti, dedicado a fomentar el desarrollo y la vocación científica en las niñas.

Uno de los motivos por los que participa en iniciativas como esta, es porque defiende que perfiles con roles como el suyo deben estar "más involucrados" en este tipo de iniciativas para mostrarle a las niñas que “hay muchas oportunidades”.

"Tengo una trayectoria de más de 20 años y soy madre de dos niños", comenta López cuando se encuentra con chicas más jóvenes para reforzar la idea de que sí hay espacio para ellas en el mundo de carreras como la que ella estudió, las denominadas "stem" -aquellas científicas y tecnológicas con mayor proyección laboral para el futuro-.

Así, el presente de López es ahora trabajar por el futuro de las que, como ella, en algún momento se sintieron "minoría" sentadas en una clase números y hombres.