Cerdos ibéricos en montanera en Salamanca. EFE/Archivo. Carlos García.

Cerdos ibéricos en montanera en Salamanca. Efeagro/ Carlos García

CERDO IBÉRICO

La montanera, a la espera de la lluvia y el frío para evitar reducciones de hasta un 40 %

Publicado por: EFEAGRO 11 de octubre de 2022

Los cerdos ibéricos están a punto de comenzar su montanera en las dehesas para alimentarse de hierba y bellota, pero la falta de lluvia y el retraso del frío reducirán hasta un 40 % el número de animales en montanera, y los costes de producción pueden subir el precio de los codiciados jamones.

La reducción de cerdos ibéricos que entren en esta campaña se da por hecho y la horquilla de este descenso en el número de animales se sitúa entre un 10 y un 40 %, dependiendo de la zona, según las fuentes del sector consultadas por Efeagro.
Es un dato relevante porque del número de cabaña que entre ahora en montanera dependerá la oferta de jamones ibéricos de bellota que habrá dentro de dos años a disposición en el mercado.
El presidente de la interprofesional del cerdo ibérico (Asici), Antonio Prieto, destaca la "doble incertidumbre" que se cierne sobre el sector, por un lado la climática y por otro la de los costes de producción al ganadero.

La climática "porque no ha llovido lo que tiene que llover" y la lluvia es necesaria para "que se recupere el engorde de la bellota y la hierba".
Y la de los costes porque, si bien la montanera es un período en el que el coste de la alimentación se reduce al basarse principalmente en esos dos recursos naturales, el resto de los insumos siguen disparados.
Falta por ver si ese encarecimiento de los insumos se termina cubriendo con los precios de venta en origen de los cerdos, tras su engorde en el campo, que tiene lugar a partir de finales de año.

La secretaria técnica de la asociación de criadores de ibérico puro y tronco ibérico (Aeceriber), Elena Diéguez, confía en que llegue ese agua en cantidad "suficiente" para que crezca el pasto y engorde la bellota y "podamos tener una montanera en condiciones".
Calcula que sus asociados entrarán entre "un 10 y un 15 %" menos de cerdos porque los que llegan ahora a la montanera nacieron en 2021 cuando se redujeron las camadas debido a la incertidumbre por la pandemia que tanto afectó al canal de la restauración y posteriormente vino el encarecimiento de la cría de animales que "ha cancelado las posibilidades de dejar más cerdos en la montanera".
Diéguez "no quiere ni contemplar la posibilidad de que no llueva" en estas semanas porque obligaría a retirar parte de los animales de la montanera y pasarlos a la categoría de cebo de campo.

Las denominaciones de origen

En el marco de la Denominación de Origen Protegida "Los Pedroches" hablan claramente de "desastre" si no llueve de aquí a finales de mes porque el problema de sequía es "muy grave", según su secretario general, Juan Luis Ortiz.
En las dehesas que engordan cerdos para este sello habrá un descenso "seguro" del 20 % en la cabaña pero si no llueve en los próximos 20 días engordarán un 40 % menos que el año anterior cuando, ya de por sí, certificaron 24.000 cerdos, rompiendo la tendencia creciente de las últimas campañas.

Cerdos ibéricos en montanera en una dehesa de Los Pedroches (Córdoba). EFEAGRO/Juan Javier Ríos.
Cerdos ibéricos en montanera en una dehesa de Los Pedroches (Córdoba). Efeagro/Juan Javier Ríos.

En precios, Ortiz no cree que haya grandes diferencias en la cotización del cerdo a pesar de la subida de costes en este último año y tampoco prevé variaciones relevantes en los del jamón de este marco a lo largo de esta campaña.
Esa estabilidad de los precios en el origen a pesar de los mayores costes de insumos es algo que no encuentra normal, porque desajusta la cadena desde su origen: "No sé hasta cuándo se podría soportar esa situación", ha apuntado.

En la Denominación de Origen "Dehesa de Extremadura" están tan atentos a la llegada de lluvia generalizada como del frío porque es esencial para que no se caiga mucha bellota de la encina, según ha indicado el director técnico de esta DO, Álvaro Rivas.
Los cálculos son que este año entren un 30 % menos de cerdos para este marco de calidad, quedándose en los 21.000 animales frente a los 30.000 de la campaña previa que fue "muy buena".
Prevé que el precio de los productos en la cadena de producción del ibérico estén "altos", algo que es "triste porque afectará al consumidor", pero lo ve lógico al elevarse los costes de producir.

Fuentes de la DO "Guijuelo" hablan de "mucha incertidumbre" por este panorama que les lleva a "recortar los aforos" sobre carga de ganado previstos.
No obstante, las mismas fuentes confían en que se reconduzca la situación porque "la montanera no es lo que haya hoy sino lo que suceda a lo largo de todos estos meses".
Los chubascos y tormentas caídos en diferentes áreas de su zona de influencia hacen que los pronósticos de montanera sean mejores o peores según las áreas.
En cuanto a los precios, desde esta denominación han apuntado que "el ciclo tiene que ser armónico", es decir, que si los cerdos "valen dinero", los jamones también y es algo que puede ocurrir porque los costes se han "multiplicado exponencialmente".

Secciones : Actualidad