Plantación de olivos en Puebla de Montalbán (Toledo). Foto: Casas de Hualdo

Plantación de olivos en Puebla de Montalbán (Toledo). Efeagro/Casas de Hualdo

TEMOR A LA BACTERIA XYLELLA FASTIDIOSA

Plagas y bacterias "planean" sobre el olivar

Publicado por: GINÉS MENA /EFEAGRO 20 de abril de 2015

La emergencia de plagas que afectan al vigor del olivo, la producción o la calidad del aceite, en muchos casos ligadas al progresivo cambio climático, representa una de las grandes amenazas para los oleicultores y empresas, aunque en la hoja de ruta sectorial no siempre figura como una de sus prioridades.

En la última campaña 2014-2015 -sea por descuido de los agricultores, por los recortes públicos que han afectado a los tratamientos preventivos en los olivares o por una combinación de ambos factores, se han padecido altas afecciones de "mosca del olivo", una de las grandes enemigas de la calidad.

La comercializadora Interoleo Picual Jaén ha apuntado que esta plaga, combinada con una subida de temperaturas y estrés hídrico de las plantas, ha traído este año menos cosecha y una pérdida de calidad, hasta el punto de que "un porcentaje muy elevado" de aceites vírgenes extra -de mayor precio- ha tenido que calificarse como "lampantes" -deben ser refinados para ser comestibles-.

La bacteria mortal, nueva preocupación

Pero la mosca y otras plagas serían "peccata minuta" en comparación con otros riesgos en ciernes, como la bacteria "xylella fastidiosa", que tras extenderse por Italia ya se ha hecho un hueco en la agenda de Francia -que ha protegido sus fronteras- y de la Unión Europea (UE).

Una muestra de aceite de oliva de Jaén en Miami. EFE/JOSE PEDROSA/ARCHIVO
Una muestra de aceite de oliva de Jaén. EFE/JOSE PEDROSA/ARCHIVO

El riesgo de contagio es más grave si cabe porque hay 312 plantas que pueden ser "huésped" de la bacteria, como las del café y muchas otras de jardinería y ornamentales, sometidas a un intenso tráfico comercial, según fuentes de Asaja Córdoba, que lleva mucho tiempo exigiendo medidas de prevención y que España cierre sus fronteras a países donde exista la "xylella" (Italia y latinoamericanos).

Las mismas fuentes han añadido que en Italia se están arrancando olivos afectados en 12.000 hectáreas -en "el tacón" del país-, que la bacteria "ha saltado las barreras de seguridad" y que ya hay aproximadamente 250.000 hectáreas "acordonadas" allí, casi como todo el olivar que tienen en la provincia cordobesa.

Se ha detectado la "xylella" en plantas ornamentales en Córcega y también en un mercado cerca de París, esta misma semana, por lo que Asaja-Córdoba exige medidas para concienciar a la población española del riesgo, incluidos viveros, grandes superficies y mercadillos donde podrían venderse plantas contaminadas sin que nadie lo sepa.

Si un "mal" así llegara y se extendiera por el olivar español, primera potencia mundial del sector, los efectos económicos, sociales y medioambientales serían, en su opinión, dramáticos.

Si desea acceder al contenido completo de esta y otras informaciones del sector agroalimentario, puede abonarse a Efeagro aquí.