Gracias a la ayuda de la UE se han abierto 70 km de rutas de senderismo y otras 80 de carril bici. EFE/Nedim Hasic.

Gracias a la ayuda de la UE se han abierto 70 km de rutas de senderismo y otras 80 de carril bici. EFE/Nedim Hasic.

NATURALEZA

El parque bosnio de Sutieska, una reserva natural testigo de la tragedia nazi

Publicado por: Nedim Hasic / 27 de agosto de 2013

El Parque Nacional de Sutieska, en Bosnia, uno de los parajes más visitados en los tiempos de la ya desaparecida Yugoslavia socialista, intenta recuperar aquel esplendor y salir del abandono y descuido en que ha estado en las últimas dos décadas. Este "santuario" de la resistencia nazi vuelve a configurarse, como reserva natural que es, un destino en sí mismo

Sutieska debe su nombre al pequeño río que fue escenario de una sangrienta batalla en 1943 entre los partisanos yugoslavos y las tropas nazis en la que murieron más de 7.300 resistentes.

Una simpatizante del movimiento partisano visita el parque. EFE Nedim Hasic.
Una simpatizante del movimiento partisano visita el parque. EFE Nedim Hasic.

"La gente no sabe qué hay aquí. Deben saber qué contenidos se ofrecen, que aquí pueden pernoctar, comer... La palabra viva es importante, las historias de Sutieska van de boca a boca y los visitantes empiezan a acudir poco a poco",  declara a Efe Zoran Cancar, director del parque.

Pese a la recuperación inicial, aún quedan cosas por hacer para devolver el esplendor al llamado "Valle de los Héroes", como también se denomina a la zona.

Por ejemplo, recuperar el museo dedicado a la batalla contra la invasión alemana y reconstruir otros hoteles que han ido cerrando con el paso del tiempo, proyectos retrasados por la falta de recursos en el empobrecido país balcánico.

"Lo que importa es alcanzar el objetivo, atraer a la gente, entender todos juntos qué es lo tenemos, el significado de este lugar", defiende Cancar.

Joya natural

Sutieska es una joya de la naturaleza. El mayor parque natural de Bosnia abarca la reserva de Perucica, de 1.434 hectáreas, una de las mayores y mejor guardadas selvas de Europa, en la que está prohibida cualquier intervención humana. También están dentro del parque partes de los montes Maglic con la cima más alta de Bosnia, de 2.386 metros.

La diversidad del paisaje va desde mansos valles y pastos montañosos, hasta tupidos bosques y grandes montañas. Esto se refleja en la riqueza de fauna y flora, con más de 2.600 especies de plantas, muchas de ellas endémicas.

En el monte Zelengora hay siete lagos de aguas cristalinas llamados "los ojos del monte", y preciosos y ricos cotos de caza.

Vista general del parque bosnio de Sutieska. EFE/Nedim Hasic.
Vista general del parque bosnio de Sutieska. EFE/Nedim Hasic.

Este bello oasis atraía hace décadas a decenas de miles de turistas yugoslavos y extranjeros: biólogos, montañeros, deportistas y, especialmente, mucha gente joven. El parque registraba regularmente 100.000 pernoctaciones al año.

"Cien mil personas llegaron en un solo día", asegura a Efe Zeliko Zivanovic, un veterano trabajador del parque, recordando el 4 de julio de 1983, cuando se celebró aquí una fiesta para conmemorar el aniversario del levantamiento contra la ocupación nazi.

"En un día vendimos 27.000 entradas para nuestro museo", relata Zivanovic, que asegura que la recaudación fue tal que no sabían dónde guardar tanto dinero.

Este empleado con tres décadas de servicio en Sutieska, explica que hace años se podían encontrar en los bosques bombas, uniformes, bandoleras y hasta esqueletos de combatientes muertos en la Segunda Guerra Mundial, restos que están hoy día en los sótanos del museo.

Durante la guerra de Bosnia (1992-1995) la zona del complejo memorial quedó devastada, y el museo y los hoteles fueron saqueados, aunque sí fue respetado el monumento a los partisanos.

Con todo, este recuerdo a la resistencia yugoslava contra Hitler quedó abandonado y su original color blanco ha ido volviéndose gris con el paso de los años.

Planes para la recuperación

Para recuperar el flujo de visitantes, las autoridades locales y el Gobierno central han invertido unos 150.000 euros en un campo de fútbol, en renovar una piscina y en reconstruir un hotel en Tientiste, el lugar central del parque, donde se encuentra un importante monumento a los partisanos yugoslavos de la Segunda Guerra Mundial.

Gracias a la ayuda de la Unión Europea (UE) se han abierto 70 kilómetros de rutas de senderismo y otras 80 de carril bici.

El proyecto de revitalización del parque ha incluido la construcción de tres cabañas para montañeros, cinco miradores para contemplar el magnífico paisaje, seis casas para el turismo rural y un centro de información turística, que acaba de ser inaugurado.

Secciones : El mundo Turismo
Temas :
Corus Consulting

15 años de experiencia en tecnologías de alto valor añadido. Presencia internacional en España, México, USA, Colombia, Perú, Chile y Filipinas.