El Costa Atlántica realiza el recorrido "Las Mil y una Noches". Imagen cedida por Costa Cruceros.

El Costa Atlántica realiza el recorrido "Las Mil y una Noches". Imagen cedida por Costa Cruceros.

DERECHOS DEL VIAJERO

Cruceros vs Vuelos: ¿por qué los derechos de los consumidores son diferentes?

Publicado por: CARMEN DE ÁGUEDA 8 de julio de 2013

Quienes se han topado alguna vez con la desagradable sorpresa que supone ver que tu vuelo se retrasa o que tu crucero se cancela saben que las indemnizaciones varían, y mucho, en función del medio de transporte que haya afectado a nuestras vacaciones. Pero, ¿por qué se producen estas diferencias?

Incidentes como el del crucero de Pullmantur que tuvo que ser desembarcado por un incendio hace sólo unas semanas, nos recuerdan que las indemnizaciones no siempre compensan algo tan valioso como las vacaciones perdidas.

Los 1.672 pasajeros que viajaban en el barco recibirán el reembolso íntegro de su pasaje, así como los gastos de transporte derivados de la cancelación, tal y como ha informado la compañía. Sin embargo, asociaciones de consumidores como FACUA (Consumidores en Acción), lamentan que "nadie te compensa por la pérdida de tus vacaciones", tal y como ha explicado a Efetur el portavoz de la organización Rubén Sánchez.

"A nivel comunitario, el crucero no está considerado un medio de transporte, sino un compendio de servicios, de ahí las diferencias a la hora de establecer las compensaciones", apunta Sánchez acerca de la normativa que regula los derechos de los consumidores en diferentes medios de transporte a nivel europeo.

Así, la cancelación de un vuelo o un retraso prolongado del mismo (el número de horas necesarias para recibir una indemnización varía según la distancia que recorra el avión) puede suponer de 250 a 600 euros, a los que hay que sumar los gastos de comida durante el tiempo de espera, el alojamiento y los daños y perjuicios que se puedan acreditar.

A efectos de normativa, los cruceros no están considerados un medio de transporte sino un compendio de servicios

Sin embargo, ante la cancelación de un crucero, "lo máximo que se recupera de forma directa es el dinero del pasaje, no hay una norma que ampare al consumidor que, si quiere recibir una compensación por los daños y perjuicios causados, debe acreditarlos ante un tribunal"-

El reciente caso Pullmantur ha suscitado las preguntas de los consumidores en FACUA, no así en otras asociaciones conocidas como la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), donde no se ha recibido ninguna petición de información. Sin embargo, ninguno de los afectados ha planteado la reclamación de gastos más allá del coste del pasaje.

"Pese a que se trata de un sector creciente en los últimos años, no está prevista ninguna reforma normativa en este sentido y se hace necesaria una norma específica para las vacaciones en cruceros, igual que existe para los viajes en avión", reclama el representante de Consumidores en Acción.

Sánchez reconoce que, en un crucero, un retraso de cuatro horas no supone el mismo trastorno que en un vuelo. Pero si la salida se retrasa un día, "más allá de que te tengan que pagar una noche de hotel, deberían darte una compensación directa".

Diferencias también con el tren

En cuanto a los viajes en tren, Sánchez manifiesta que se produce un agravio comparativo entre las líneas de media distancia, en las que "los retrasos son enormes" y las de alta velocidad, como el AVE, que por autorregulación, contempla compensaciones más allá de lo requerido por la ley.

Según informa Renfe en su página web, la Ley del Sector Ferroviario obliga a la devolución del 50 % del precio del billete por retrasos superiores a 60 minutos y del 100 % su la demora es mayor de hora y media, siempre que no se produzca por un motivo de fuerza mayor.

Sin embargo, el compromiso de la alta velocidad es aún mayor y llega a comprometerse al desembolso total del precio del pasaje si se registra un retraso de cinco minutos en los trenes Madrid-Sevilla. En el resto de los trenes, las indemnizaciones también son mayores que lo estipulado por la legislación y varían según el trayecto.

Incidente puntual

Efetur ha contactado con la Cruises Lines International Association (CLIA) -patronal del sector cruceros- para abordar una eventual reforma normativa que regule más adecuadamente los derechos de los consumidores. Aunque los responsables de CLIA rehusaron responder a las cuestiones relativas a una nueva regulación del sector, sí que accedieron a una entrevista con Robert Ashdown, secretario general de CLIA Europe, para charlar acerca de cómo incidentes como el de Pullmantur o el del Costa Concordia (registrado a principios de 2012) pueden afectar al sector.

"Se trata de incidentes muy puntuales", ha resaltado Ashdown para añadir que "las estadísticas indican que la seguridad de los cruceros es superior a otros medios de transporte empleados para los viajes vacaciones", unos registros positivos que, indica, aumentan año a año con la incorporación de nuevos procedimientos de seguridad.

Ashdown confía en que estos hechos no afectarán al número de reservas ya que, históricamente, cuando ha ocurrido un accidente como los anteriormente citados, el nivel de reservas no se ha visto modificado.

En cuanto a las previsiones de cara al futuro, Ashdown se mantiene optimista y espera que se mantenga el crecimiento de la demanda "a medida que ofrecemos nuevas alternativas vacaciones que satisfagan las expectativas de cada vez más viajeros".

Secciones : Turismo Viajero
Corus Consulting

15 años de experiencia en tecnologías de alto valor añadido. Presencia internacional en España, México, USA, Colombia, Perú, Chile y Filipinas.