Comensales en la terraza de un restaurante en la bahía de Fornells, Menorca. Efeagro/David Arquimbau Sintes

Comensales en la terraza de un restaurante en la bahía de Fornells, Menorca. Efeagro/David Arquimbau Sintes

REFORMA FISCAL

Expertos sugieren quitar el IVA reducido a las bebidas consumidas en restaurantes

Publicado por: EFEAGRO 3 de marzo de 2022

El comité de expertos para la reforma fiscal ha recomendado elevar al 21 % el IVA de las bebidas azucaradas y alcohólicas consumidas en el ámbito de la restauración, sector que tributa al tipo reducido del 10 %, una situación que ya se da mayoritariamente en la UE y que permitiría recaudar 1.360 millones.

El libro blanco de los expertos recomienda avanzar hacia un tipo único de IVA, pero como entiende que es un cambio socialmente complicado sugiere que se empiece por revisar la lista de bienes y servicios gravados a tipo reducido para excluir aquellos "para los que el beneficio no parece justificado".
En especial cree que se debería quitar a las bebidas azucaradas y alcohólicas en establecimientos de restauración, así como a los alimentos procesados, en línea con la directiva europea que apunta que a aplicación de tipos reducidos debe ser coherente con las políticas de la unión en materia de salud y medioambiente.

Con carácter general, el informe recomienda "la supresión gradual" de los tipos impositivos reducido (10 %) y superreducido (4 %), de manera que solo quede el tipo general del 21 % o de la cuantía que decida el legislador, lo que supondría un aumento de la recaudación del IVA en 27.100 millones.
Según el informe, si se optara por mantener la recaudación habría margen para reducir el tipo general hasta el 15 %.
Los propios expertos reconocen que eliminar los tipos reducidos en el corto plazo acarrearía notables subidas de precios en algunos bienes y servicios que generarían una "fuerte contestación social", por lo que sugiere evaluar este posible cambio de forma muy gradual.

Un camarero trabaja durante su jornada laboral en un restaurante de Madrid. Efeagro/Mariscal
Un camarero trabaja durante su jornada laboral en un restaurante de Madrid. Efeagro/Mariscal

En paralelo a la supresión los tipos reducidos, los expertos consideran que se debería articular un sistema para que los hogares con menor renta reciban una compensación adecuada por el aumento de precios, estableciendo un sistema de prestaciones directas a las personas con menos recursos o introduciendo una deducción reembolsable en el IRPF.
En caso de que no se pudiera garantizar un mecanismo de compensación a las personas con menos renta, debería descartarse la elevación del tipo impositivo para los bienes y servicios de primera necesidad, y se debería pensar en bajar al tipo superreducido del 4 % los productos de higiene íntima femenina que ahora tributan al 21 %.

Dentro de las propuestas relativas a la imposición a empresas, el informe plantea eliminar el impuesto sobre actividades económicas (IAE) y compensar a las corporaciones locales por la pérdida de ese ingreso para garantizar la suficiencia recaudatoria de las haciendas locales.
De acuerdo con los expertos, el IAE es un impuesto anacrónico y arcaico que no atiende a los principios de generalidad, capacidad económica, equidad, progresividad, no discriminación o neutralidad económica