Una fábrica de procesamiento de tomates. Foto: Cedida por Cooperativas Agro-alimentarias de Extremadura

Una fábrica de procesamiento de tomates. Efeagro/Cooperativas Agro-alimentarias de Extremadura

INDUSTRIA ALIMENTACIÓN

La industria alimentaria creció un 5,3 % y amortiguó el impacto de la covid

Publicado por: EFEAGRO 13 de junio de 2022

La industria alimentaria cerró 2021 con un alza en la producción del 5,3 % respecto a 2020, equivalente a 139.655 millones de euros, lo que el sector interpreta como una amortiguación del deterioro causado por la pandemia, ya que actividad solo dista 600 millones de euros de las cifras de 2019.

Así lo refleja el informe económico difundido este lunes por la patronal del sector, la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), que recoge las principales magnitudes registradas durante 2021 y ha sido elaborado con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).
"A pesar de las dificultades que tuvimos en 2021, con limitaciones sobre hostelería y restauración, el turismo y la complicada coyuntura internacional, las empresas y los trabajadores del sector hemos realizado un gran esfuerzo que ha permitido amortiguar, en parte, los retrocesos registrados en el año anterior", ha destacado el director general de FIAB, Mauricio García de Quevedo.

DATOS EN DETALLE

El valor añadido bruto (VAB) en 2021 se cifró en 26.660 millones, con un crecimiento del 11,2 %, de forma que el peso de los alimentos y bebidas sobre el total de la economía se sitúa en el 2,5 %, mientras que sobre las manufacturas ha superado el 19,5 %.
La reactivación del ocio y la hostelería, aunque de manera intermitente durante 2021, y el gasto asociado al turismo relajaron las cifras de consumo en el hogar, que en 2020 vivieron un puntual repunte por el contexto de pandemia.
Así, en el periodo enero–noviembre (últimos datos disponibles) el gasto acumulado en alimentación y bebidas en los hogares fue de 67.058 millones, un descenso del 6 % respecto al mismo periodo de 2020.
El aumento progresivo del consumo fuera del hogar se reflejó en el comportamiento del gasto medio per cápita, que también cedió un 5,8 %, hasta los 1.453 euros.
En los primeros once meses del año, el volumen de productos adquiridos por los españoles se estableció en 587 kilogramos, una reducción de más de 43 kg por persona.

EXPORTACIONES EN ALZA

Una de las puntas de lanza de la recuperación fue el mercado internacional, con un aumento un 6,7 % en el volumen de las exportaciones, hasta 38.202 millones de euros.
Este alza se traduce en un aumento del 12,2 % en términos de valor y en un saldo positivo de 13.314 millones en la balanza comercial, según el informe.
Por mercados, la Unión Europea (UE) concentra el 55 % de las ventas al exterior, con Francia (5.371 millones), Italia (4.166 millones) y Portugal (3.879 millones) a la cabeza.

Instalaciones de una industria alimentaria. Efeagro/Monbake

El primer socio extracomunitario es China que, ya sin el efecto del porcino, suma unas ventas por 3.446 millones, mientras que en quinto lugar se sitúa Estados Unidos con 2.284 millones, un aumento del 21 % motivado fundamentalmente por el acuerdo de suspensión de aranceles con la UE.
Completan la clasificación Reino Unido (2.131 millones), Alemania (2.039 millones), Países Bajos (1.167 millones de euros), Japón (995 millones de euros) y Bélgica (742 millones).

LAS PYMES SUFREN PERO NO AFECTA AL EMPLEO

El sector ha visto retroceder el número de empresas hasta las 30.260 y las estructuras empresariales más pequeñas han sido las más afectadas, pues de los 313 operadores que pierde la industria, un total de 201 se concentran en el rango de sin asalariados.
Por contra, la industria de alimentación y bebidas mejora ligeramente el número de grandes empresas con más de 1.000 asalariados, lo que según la FIAB confirma el proceso de concentración que el sector venía revelando en ejercicios anteriores.
La contracción en el número de empresas no tiene su reflejo en el empleo, ya que la afiliación a la Seguridad Social dentro de la industria agroalimentaria no solo se recupera, sino que supera los niveles alcanzados en 2019.
Así, en 2021 la industria anotó una evolución positiva del 2 % en el número de afiliados hasta alcanzar un total de 440.600 trabajadores, lo que según la FIAB confirma al sector como estratégico y de gran estabilidad para España.

Con estos datos, la industria de alimentación y bebida ha elevado su peso sobre el conjunto manufacturero y del total de la industria, ocupando el 21,4 % y el 19,5 %, respectivamente, por lo que uno de cada cinco trabajadores del ámbito industrial desarrolla su labor dentro del la rama de los alimentos y bebidas.
Respecto a los inconvenientes que ocasiona en el sector la guerra en Ucrania, con el alza progresiva de los costes energéticos, el impacto en las materias primas y en el aparato logístico, De Quevedo ha pedido "certidumbre", "seguridad" y "colaboración público-privada".
Además, ha destacado la importancia del Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) agroalimentario impulsado por el Gobierno, de 1.800 millones, y ha dicho que espera que esas ayudas "lleguen a todo el sector" y "en especial a las pymes, que conforman "a mayor parte" del tejido productivo de la industria de alimentación y bebidas. EFEAGRO