La fatiga por la inflación deriva en austeridad y caídas del 3,2 % en frescos

Publicado por: Efeagro 15 de noviembre de 2022

La subida de precios continuada en el gran consumo está derivando en una "compra de austeridad" entre los consumidores españoles que han disminuido hasta un 3,2 % su demanda de productos frescos, con los pescados y los mariscos como las categorías más afectadas por este descenso de la demanda.

Así se desprende de los datos presentados por la consultora IRI Worldwide en la jornada "Perspectivas en Productos Frescos 2023", que ha organizado este martes la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc).

Del total del gasto en gran consumo, el 29 % se corresponde con alimentos frescos, una cuota de presupuesto que sólo supera la categoría de alimentación seca (38 %) y que es muy superior al 16 % que se gasta en adquirir bebidas.

La contención en el gasto afecta especialmente al consumo de productos frescos, pues la caída en el volumen de compra de estos artículos -con datos a final de septiembre- fue notablemente superior a la del conjunto de productos de gran consumo, que sólo ha descendido un 0,5%.

Debido al incremento de precios, la facturación por la venta de frescos ha subido un 5,3 %, mientras que en el gran consumo en general el alza ha escalado hasta el 8,2 %, ha precisado el informe.

El análisis por productos muestra que el marisco (16,1%), el pescado (10,9%) y las verduras y hortalizas (4,1%) son las categorías de frescos más afectadas por la caída en el volumen de ventas.

Pescados en una cámara frigorífica. Efeagro/Mercedes Salas

"El actual contexto está llevando a los consumidores a unos comportamientos de compra de austeridad que ya vivimos en los años 70 y 80 y que son resultado de una fatiga por la inflación", ha explicado el director comercial de IRI Worldwide, Antonio Khalaf.

Sin embargo, los precios no "asustan" al consumidor de la misma forma en todas las categorías de frescos y son los pescados y mariscos los que más han caído en demanda, ha detallado a Efeagro.

Así, mientras en quesos o charcutería la demanda está absorbiendo la subida de precios, en el caso de los mariscos la caída de la demanda se acerca al 10 % cuando el repunte de precios no supera el 7 %.

En estos momentos, patatas, pollo, plátano, naranja, cerdo y tomate son los alimentos principales y suman el 40 % del peso de la cesta de la compra de frescos de los españoles.

Cambios de hábitos

Para controlar el gasto, los consumidores afectados por esta fatiga por la inflación apuestan por cambiar sus hábitos y aumentar la comparación de precios entre productos y marcas, el incremento de la compra de promoción o el cambio de establecimientos.

El informe de la consultora IRI expone que las ventas en promoción suponen el 19,4 % de la facturación de los productos frescos y que, de hecho, es la categoría en la que la venta promocional tiene más peso, por encima de las bebidas y de los productos de droguería y limpieza.

Secciones : COMIDA Y BEBIDA