Un repartidor en Madrid, en una fotografía de archivo. Efeagro/Juan Carlos Hidalgo

Un repartidor en Madrid, en una fotografía de archivo. Efeagro/Juan Carlos Hidalgo

LEY RIDER

Multas, modelos mixtos, convenios y salidas: Así ha impactado la 'ley rider'

Publicado por: EFEAGRO 21 de septiembre de 2022

La multa de 80 millones a la plataforma de reparto de comida a domicilio Glovo se produce poco más de un año después de la entrada en vigor de la ley "rider", que ha movido el mercado español, donde han surgido modelos "mixtos", se han marchado empresas y otras han firmado convenios colectivos.

El negocio del reparto de comida a domicilio sólo desde los restaurantes factura en España casi 3.000 millones de euros al año -según datos de la consultora NPD Group, que cifra en 460 millones los pedidos realizados por los españoles desde la entrada en vigor de la ley Rider.
Precisamente, la empresa competencia de Glovo, Uber Eats, ha lanzado este miércoles su nuevo modelo de negocio "híbrido", que combina la contratación a terceros -como en la actualidad- con el trabajo con autónomos, a los que recurría antes de la Ley Rider, según han confirmado a Efeagro fuentes de la firma.
La plataforma anunció en agosto dicha fórmula y, según han señalado este miércoles, ante el "éxito" de un proyecto piloto en esa línea, lo lanzan "para todos aquellos repartidores que quieren trabajar como autónomos, en cumplimiento de la regulación vigente", en toda España.
Uber Eats no ha querido valorar las informaciones sobre la multa de 79 millones impuesta por la Inspección de Trabajo a la empresa de reparto Glovo por considerar que emplea a 10.600 de sus trabajadores como "falsos autónomos".
Respecto al modelo de Uber Eats, han recordado que "incluye importantes cambios que le ofrecen al repartidor mayor control sobre su actividad, como por ejemplo la posibilidad de establecer su tarifa libremente" o recurrir a un sustituto, siempre que los dos estén registrados en esta plataforma han añadido las mismas fuentes.
El pasado mes de marzo, Uber Eats alertó a la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, de la falta de repartidores como consecuencia de la Ley Rider, ya que muchos de ellos preferían trabajar con Glovo, y aseguró que esta firma no cumplía la ley al mantenerlos como autónomos.

El convenio de Just Eat

Por su parte, la compañía de reparto Just Eat, que también ha preferido no pronunciarse sobre esta sentencia, anunció en diciembre un acuerdo "pionero" con los representantes sindicales de sus repartidores que entra en el detalle de las relaciones laborales en el entorno de las plataformas digitales.

Imagen de un repartidor de Just Eat. Efeagro/ Cedida por la compañía

Después de año y medio de conversaciones, el convenio establecía, por ejemplo, un salario anual de 15.200 euros.
Fue la única compañía que aplaudió la llegada de la Ley Rider, al contar con un modelo mixto, con una flota propia de "riders" en plantilla, a los que suma la externalización de este servicio a través de subcontratas especializadas en reparto.

Deliveroo se marcha

Cabe recordar que otra de las grandes competidoras entonces en el mercado, la plataforma de reparto de comida a domicilio Deliveroo dejó de operar en España el pasado 29 de noviembre con un argumento: la "Ley Rider", después de operar en este mercado desde 2015.
Sigue su avance en otros mercados, como el inglés, donde sus trabajadores en régimen autónomo tienen desde mayo representación sindical, después de que la empresa y el sindicato británico GMB anunciaran un acuerdo "histórico" que cubrirá a los más de 90.000 repartidores.
El acuerdo recoge que continúan siendo autónomos y gestionando sus horas, pero al tiempo tendrán derecho a la negociación colectiva para mejorar sus condiciones salariales y laborales.
Además de comida de los restaurantes, los repartidores también llevan a casa la compra en el supermercado.

La compra a casa

Así, fuentes de la compañía Gorillas han explicado a Efeagro que la firma de supemercados on line llegó a España seis meses antes de que entrara en vigor la conocida como Ley Rider.
Desde el inicio, asegura que ha funcionado con contratación directa de sus trabajadores -actualmente 170- y que no tiene previsto abrir tiendas físicas como sí tiene en Alemania.
De hecho, ha frenado sus planes de expansión territorial para poner el foco en la rentabilidad, así que de momento sólo operará en Madrid y Barcelona.

Getir, por su parte, comenzó a operar en España en septiembre de 2021, justo después de la aprobación de la Ley Rider y asegura que "emplea directamente a miles de trabajadores" a quien "proporciona motos y bicicletas eléctricas de alta gama, cascos y equipos de protección profesional y una "completa formación" con cursos de seguridad vial y tests de conducción. EFEAGRO

Secciones : COMIDA Y BEBIDA